×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
06 Marzo 2019 03:37:00
Responsabilidad histórica
¿Asumirá algún día Enrique Martínez (EM) la responsabilidad que le corresponde por el daño causado a Coahuila por el moreirato? ¿Aceptará haber despejado el camino al clan que arruinó al estado o siempre rumiará su culpa a solas? ¿Por qué en la sucesión de 2005, a la hora de la verdad, se dobló frente a Rubén Moreira en su despacho? ¿Miedo a que Humberto emigrara a otro partido, ganara las elecciones –si era el aspirante mejor posicionado en las encuestas fue porque su jefe le dio presupuesto y manos libres– y, en represalia, dañara su imagen y sus intereses? ¿Cómo fue que Moreira lo desplazó en el afecto de Peña Nieto después de haber sido él delegado del PRI en Estado de México cuando el futuro presidente era
gobernador?


Una de las primeras acciones de los Moreira, como déspotas de Coahuila, consistió en demoler el Distribuidor Vial Revolución, la obra insignia de Martínez en La Laguna –también inmolaron su estirpe con la emboscada electoral tendida a su hijo Enrique», me dice un amigo–, sin estudio técnico de por medio. El capricho costó 500 millones de pesos. El exgobernador Martínez tiene ahora 71 años y está retirado de la política, después de haber sido embajador en Cuba. El expresidente Miguel de la Madrid (MM), contaba 75 cuando, en una entrevista con Carmen Aristegui (CA) para el libro Transición, repetida por Noticias MVS el 13 de febrero de 2009, confesó haber elegido a un mal sucesor.

“Me siento muy decepcionado porque me equivoqué, pero en aquel entonces (1987) no tenía elementos de juicio sobre la moralidad de los Salinas; me di cuenta después que es conveniente que los presidentes estén mejor informados de la moralidad de sus colaboradores”, dijo a la periodista.

De la Madrid calificó de «bueno» el gobierno de Salinas, pero no así el final de su sexenio. “Terminó muy mal, ¿no? Permitió una gran corrupción de parte de su familia, sobre todo de su hermano”.
CA. De Raúl, ¿qué tan grande?

MM. Mucho. Permitió que Raúl y Enrique consiguieran de manera indebida contratos de licitación, ya fuera de obra o de transporte. (…)
CA. Usted creía que Salinas era estudioso, inteligente, honesto, buen muchacho. Y resultó que cometió errores muy serios. El peor, la corrupción.
MM. Sí, y sobre todo de su hermano. Conseguía contratos del Gobierno, se comunicaba con los narcotraficantes…
CA. ¿Con quiénes?
MM. No sé exactamente, los que le dieron el dinero (160 millones de dólares) para llevárselo a Suiza.

La maquinaria salinista se movilizó para desmentir al expresidente, declararlo enfermo y limitado de sus capacidades. El propio De la Madrid, precisó en un comunicado: “Me encuentro convaleciendo de un estado de salud que no me permite procesar adecuadamente diálogos, mis respuestas –en la entrevista que dio a conocer Carmen Aristegui– carecen de validez».

Sin embargo, Raúl Salinas estuvo preso por lavado de dinero producto del narcotráfico y por el asesinato de su excuñado Francisco Ruiz Massieu.

En 2013, la revista Forbes lo incluyó, junto con Humberto Moreira, en la lista de Los 10 Mexicanos Más Corruptos.

El exgobernador Martínez está en plenitud de facultades. ¿Denunciará algún día a los Moreira, como De la Madrid lo hizo con los Salinas, así sea para tranquilizar su conciencia y reconocer ante los coahuilenses que él también se equivocó de sucesor?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2