×
Jorge Castañeda
Jorge Castañeda
ver +

" Comentar Imprimir
29 Septiembre 2016 04:00:00
Retroactividad en Zacatecas
Nunca es fácil enterarse con precisión de lo que sucede en elecciones locales en estados lejanos y en circunstancias nebulosas. Con todas las reservas del caso, quisiera comentar hoy la anulación de las elecciones a la Presidencia Municipal de la ciudad de Zacatecas como un ejemplo de las posibles aberraciones en las que hemos caído con nuestra legislación electoral, y que pueden afectar seriamente los comicios del 2018.

Hace unos días, el pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló las elecciones para la Alcaldía de esa ciudad debido a lo que consideró actos anticipados de campaña realizados por la candidata de Morena. Según pude informarme en Zacatecas, con personas que no necesariamente toman partido a favor o en contra de Morena o del PRI, el asunto encierra ciertos peligros muy evidentes. Desde noviembre del 2015, AMLO designó en ese estado, como lo ha hecho en muchos otros, incluyendo el Estado de México, a un representante o defensor de la soberanía nacional. Persona que en realidad era la candidata de Morena a la Presidencia Municipal.

Esta persona, Soledad Medina, empezó a llevar a cabo una serie de actividades que no fueron impugnadas desde un principio por ningún partido y que parecían eventos de proselitismo perfectamente normales: pintar bardas, colgar lonas, regalar playeras y gorras. También celebraba reuniones públicas para dar a conocer sus posturas de “defensa de la soberanía nacional”. Todo esto comenzó 7 meses antes de la elección municipal de junio.

En mayo de este año, el PRI impugnó a la candidatura de Morena, alegando inequidad y actos anticipados de campaña. El recurso fue desechado, pero después del triunfo de Morena en las elecciones del 5 de junio, volvió a presentar la impugnación, y esta vez sí prosperó ante el Tribunal Electoral Estatal, que anuló la votación.

Morena apeló a la Sala Regional del Tribunal Federal, radicada en Monterrey, que ratificó la anulación y posteriormente, después de una nueva apelación, el Pleno ratificó ese fallo.

El problema no es si se trata o no de actos anticipados de campaña, que es muy posible que sí hayan violado la legislación electoral. La pregunta que me hago es si no se está violando el principio de no retroactividad de las leyes. Ni el INE, ni el Instituto Electoral Estatal de Zacatecas que, según mis informantes, estuvo en la ciudad recopilando información sobre los actos anticipados o no de campaña de todos los candidatos desde el año pasado, nunca dijo absolutamente nada sobre el carácter indebido de dichos actos. Los partidos tampoco lo hicieron. Cuando la candidata de Morena se registró ante el IEEZ el 27 de noviembre de 2015, tampoco le negaron dicho registro. En otras palabras, la autoridad y los partidos rivales no cuestionaron los supuestos actos anticipados de campaña hasta después de haber perdido la elección. Por tanto, no tenía cómo saber la candidata de Morena si los estaba llevando a cabo o no. Anular la elección por sucesos acontecidos meses antes de la elección que no fueron imputados en su momento, me suena a una aplicación retroactiva del reglamento. No digo que la Presidencia Municipal de Zacatecas no importe, pero es un hecho que lo que sucede ahí no tendría ninguna relación con lo que pudiera suceder si después de las elecciones presidenciales del 2018 algún partido perdedor impugnara y lograra anular la elección del ganador porque llevó a cabo supuestos actos de campaña anticipados no impugnados en su momento, no cuestionados por la autoridad en su momento, dos años antes. ¿Queremos entrar en esa dinámica?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6