×
Cristina Orozco
Cristina Orozco
ver +

" Comentar Imprimir
30 Diciembre 2017 04:03:00
Rituales de Año Nuevo
Mañana es el último día del 2017. ¿Tiene preprarados sus rituales? Los rituales para recibir el Año Nuevo se vuelven imprescindibles por lo amenos que pueden resultar en su celebración con familia y amigos. Hacemos circo, maroma y teatro y nos ilusionan los ritos que nos legaron las culturas ancestrales.

En el momento en que comienza la cuenta regresiva para recibir el Año Nuevo se aconseja: consumir 12 uvas al tiempo que pides 12 deseos; se esparcen lentejas alrededor de la puerta como símbolo de abundancia; se barre hacia el exterior de la casa y se derrama agua, anhelando que todo lo malo del año anterior salga de ella; esa noche se usan prendas íntimas, de preferencia nuevas, de color rojo para atraer el amor, o de color amarillo para atraer al dinero, y hay personas que salen a dar una vuelta a la manzana de su casa con maleta en mano, con el propósito de poder realizar viajes en el año. La caminata se hace justo a las 12 de la noche del nuevo año.

Es común en México que, días antes del Año Nuevo, en tiendas y mercados vendan borregos artesanales y decorativos. La gente los compra para colgarlos en sus hogares y asegurar un buen año en la economía familiar. Algunas familias tienen la costumbre de colocarse en círculo justo antes del cambio de año y tener 12 monedas. Con cada campanada del año nuevo se pasa el montón de monedas de mano en mano para asegurar que durante el año nunca falte dinero.

Los celtas tenían la característica principal de adorar y venerar a la naturaleza. Las velas eran una herramienta fundamental y uno de los más conocidos rituales que celebraban era el año nuevo druida, en el cual buscaban armonizar todas las fuerzas del universo utilizando agua de rosas, velas violetas y miel de abeja. Este ritual se realiza hoy en día, ya que lo único que se requiere es creer en que la naturaleza es nuestro hogar y que podemos utilizar sus secretos en nuestro beneficio.

Los druidas se bañaban con el agua de rosas y con la miel unas horas antes de la puesta de sol en el antepenúltimo día de su calendario. Luego se vestían con una túnica negra y se adentraban en el bosque para comulgar con los animales y entrar en meditación. Lo mismo se repetía el día siguiente con la diferencia que se prendían cuatro velas de distinto color: rojo para el amor, verde para las decisiones correctas, azul para la tranquilidad y amarilla para la prosperidad.

Hay una larga lista de cosas que los chinos intentan evitar durante el Año Nuevo. Las familias chinas hacen una limpieza general, por un lado para facilitar la entrada de un año “limpio”, y porque creen que si lo hacen después del comienzo del año ahuyentarán la buena suerte. Las discusiones, los llantos y las palabras malsonantes están prohibidas, pues la gente teme que el mal comportamiento demostrado en la víspera del Año Nuevo continuará en el siguiente.

Sobre el origen de las tradiciones griegas se sabe que los bizantinos son los que han legado sus ritos y costumbres a los griegos modernos; los griegos antiguos y los romanos, dos de las civilizaciones más importantes de la antigüedad, no solían celebrar el primer día del año, no obstante, sí que celebraban el primer día de cada mes.

Una costumbre que se practica para llevar prosperidad al hogar es la de colgar en las puertas o en las ventanas de la casa una planta de nombre científico Scilla marítima, un bulbo. Esta planta silvestre sigue floreciendo fuera de la tierra y por eso la gente cree que simboliza el rejuvenecimiento, atrayendo con su poder fuerza a las personas y a los objetos. Otros suelen romper una granada el 1 de enero porque es una fruta que lleva simbolismos positivos desde la antigüedad. En la Grecia antigua se creía que la fuerza de la granada provenía de su multitud de granos que traen abundancia y fertilidad, y por su color escarlata atrae la buena suerte.

Con ritual y sin ritual, se acabó el año. Cada quien en lo íntimo realizará sus balances, abrazará a sus ausentes queridos, definirá sus propósitos y vivirá, irremediablemente, entre los confines del tiempo.

Feliz año 2018.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2