×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2015 04:06:54
RMVP: sensibilidad y compromiso sindical
Dirigente sensible, cercano a la gente, gran persona y amigo, el maestro Rubén Mauricio Villarreal Padilla al encabezar el Comité Ejecutivo Seccional, afrontó una de las etapas más complejas de la Sección 5 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Recibió un Comité Seccional sumamente fracturado, que reflejaba un proceso electoral que al parecer no había concluido con el congreso en el cual fueron electos cada uno de sus miembros. Y sin embargo terminó su gestión con el reconocimiento de la gran mayoría de los trabajadores de la educación pertenecientes a la Sección Quinta.

No obstante contar con gente muy valiosa al interior del Comité, por ejemplo con dirigentes como Gabriel Uchino Oviedo, Marcelo Ramos Padilla, Jesús Galván, Everardo Padrón, Francisco Ramírez, Encarnación García, Laura Ernestina González, Arturo Martínez, Fidel Treviño, José de Jesús Gámez, José de Jesús Hernández, Raymundo García, Héctor Castillón, Yolanda Padilla, Jaime Contreras, Felipe Villanueva, René Cardona, Noelia Torres, Severo Cortés, Ignacio Herrera, Alejandro González, Salvador Aguirre, Gustavo Cantú, Rafael Eduardo Mendoza, Elsa María Martínez, José Manuel Rodríguez y Gilberto Ledezma (entre otros compañeros igual de valiosos), la coordinación del equipo seccional fue en todo momento muy complicada.

Era un comité seccional lleno de grandes líderes, de gente con mucha capacidad y carácter, pero también era un comité que nació confrontado, producto en parte de la conducción del Congreso de renovación que le dio origen y que estuvo a cargo del poblano Jesús Sarabia, quien buscó hacer el mayor número de ‘travesuras’ motivado por el hecho de que en aquellos momentos disputaba la candidatura a la dirigencia nacional con el coahuilense Humberto Dávila Esquivel. Es decir, buscaba dejar un comité emproblemado en la tierra de Dávila Esquivel.

El colmo es que al vencer el paisano, buena parte del Comité Seccional sintió tanta confianza con el dirigente nacional, que no necesitaba puentes para el diálogo con su persona, lo cual paradójicamente también generó cierto ruido sindical.

Más allá de ello, el maestro Rubén Mauricio fue tejiendo un interesante y efectivo liderazgo a lo largo y ancho del estado. De un primer año complicado, se generó una sinergia que derivó en otros 28 meses (se alargó un poco el periodo seccional) no sólo en calma, sino de mucho trabajo y buenos logros sindicales.

Ya antes, con el liderazgo de Horacio Veloz y en su calidad de vicepresidente del Fondo de Ayuda Mutua, Mauricio Villarreal había dado muestras de un compromiso con un trabajo responsable, sensible y honesto.

Su gestión como secretario general se significó por la puesta en marcha de las reformas estatutarias aprobadas años atrás y que debían cobrar vigencia en la vida sindical. Así mismo, por incrementos en el tabulador 2, beneficios para los trabajadores de la Universidad Pedagógica, del Centro de Actualización y de la Normal de San Juan de Sabinas, homologación de prestaciones de educación básica con la Sección 38 y la remodelación de diversos edificios sindicales.

El estilo de liderazgo de Villarreal Padilla se basó en una fórmula sencilla pero muy efectiva: mostrar carácter, escuchar consejos, manifestar sensibilidad, ser un hombre de lealtad, enfrentar los problemas y dedicar muchas horas de trabajo a su responsabilidad sindical.

Al terminar su gestión sindical en la Sección 5, pasó a ocupar el cargo de secretario de Vivienda del CEN del SNTE. Quince años después, aún se le recuerda en el Comité Nacional con aprecio, respeto y admiración.

Su estilo de hacer política sindical, le llevó a convertirse en ejemplo de las siguientes generaciones. En buena medida con Mauricio Villarreal Padilla cambió parte de la imagen sindical de la organización magisterial.

Extraordinarios maestros

Coahuila cuenta con grandes educadores, gente comprometida con los niños y los jóvenes, siempre responsables de su papel histórico.

En el aula, en la administración educativa, en las filas del sindicato, muchos maestros han dado su máximo esfuerzo por engrandecer a la profesión.

Faltan espacios y momentos para reconocer a los maestros.



Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2