×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
07 Octubre 2018 04:10:00
Saca la guadaña
No se terminaba de afianzar al frente de la dirigencia estatal del PRI cuando Rodrigo Fuentes Ávila sacó la guadaña y, sin dar nombres, de momento, pues prometió dar santo y seña en los próximos días, anunció la expulsión de militantes que desde hace tiempo dejaron de serlo en la práctica y en cada proceso electoral aparecen como los principales detractores del expartidazo y de sus candidatos.

“Quienes traicionaron al PRI serán llamados a cuentas; con ellos iniciará un proceso de expulsión”, aseguró. Rigo, para los amigos, se limitó a decir que los traidores están a lo largo y ancho del estado. ¿Y la reconciliación?

¡Qué calor!

“Me mojé y sequé tres veces”, dijo, a manera de queja, el gobernador Miguel Riquelme, quien, como el resto de los militantes convocados a la sesión del Consejo Político Estatal del PRI de este sábado, debió aguantar durante 4 horas el calor y la falta de ventilación en el salón donde se desarrolló el encuentro. Aquello era un horno y el espacio resultó insuficiente, de ahí la queja del góber y de cientos de convocados.

Eso sí, con todo y el calor asfixiante, el gobernador ratificó su vocación priista y ante la dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu, se pronunció por mantener los colores de la bandera en el logotipo y el nombre de su partido. “Se trata de identidad”, dijo.

El hilo negro

Claudia Ruiz Massieu no descubrió el hilo negro, pero hay que reconocerle su franqueza al afirmar durante el cónclave priista de este sábado que la corrupción y la falta de rendición de cuentas son la principal debilidad de su partido ante la ciudadanía; y en lo interno, las decisiones cupulares y el alejamiento de las bases. Nada nuevo, nada que no se sepa desde hace décadas, insistimos, pero la dirigente nacional no tiene de otra más que apechugar para tratar de mantener a flote al expartidazo.

Ruiz Massieu dijo que la reconstrucción del tricolor está regresando a las bases y sobre todo con humildad, pero la empresa se antoja difícil, ¿o no?

Al jet set

Quien en cuestión de días pasó del ridículo amago de la dirigencia del Partido Acción Nacional para expulsarlo de sus filas, pues desde hace más de 2 años dejó de ser parte del albiazul, a integrarse al jet set priista como miembro del Consejo Político Estatal fue Fernando Gutiérrez Pérez. “El Gutiz”, para sus fans, asumió no sólo como miembro activo del PRI, sino de su consejo, en la reunión que encabezó el gobernador Miguel Riquelme.

Recibió el mismo nombramiento el excandidato al Senado, Jericó Abramo Masso, a quien se le vio delgado, bastante mesurado y sobre todo muy cercano al gobernador Miguel Riquelme.

Poco rating

Tal vez sería el calor, pero nos aseguran que no fue un buen sábado para algunos priistas que andan en las grandes ligas de la política nacional. El ejemplo más claro fue el del diputado federal Fernando de las Fuentes; llegó solo al consejo priista y quienes lo saludaron lo hicieron con poco entusiasmo. Frío el trato del priismo estatal hacia el exalcalde y exdiputado local, quien ganó la contienda aun cuando se mantuvo en bajo perfil.

Otro que se dejó ver este sábado fue David Aguillón Rosales, uno de los hombres fuertes de la anterior Administración estatal. Estuvo en el presidium y se retiró de prisa al terminar el encuentro.

¿Y los azules?

En el PAN también hace aire y este sábado tuvieron su sesión del Consejo Político Estatal, aunque en versión “región cuatro”, pues el número de asistentes fue bastante corto. Eso sí, nos comentan, estuvieron quienes debían estar: el excandidato a senador Guillermo Anaya y sus gallos para la dirigencia estatal, es decir, el fronterense Mario Dávila Delgado y el ramosarizpense Ernesto Saro Boardman.

También dijeron “presente” el exdiputado local Jesús de León Tello, la excandidata al senado, Esther Quintana e Ignacio García, enviado por el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño.

¡Qué presumidos!

Los panistas aprovecharon su reunión para revisar los resultados de la última elección y, como dice el dicho, de lo perdido, lo encontrado; en lo federal no ganaron nada, pero salieron ufanos al advertir que a partir del 1 de enero, por primera vez en la historia política de Coahuila, gobernarán más territorio estatal que el PRI.

Así las cosas. Los panistas, al frente de los cuales todavía está Bernardo González Morales, presumieron que van a gobernar a 45% de la población, frente a 41% del PRI y el resto de Morena. La reunión se prolongó desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Jornada completa.

En la gestión

A quien vieron en la Ciudad de México fue al director del Cecytec, Francisco Tobías Hernández. Nos comentan que dijo presente en una reunión –de las últimas, por cierto– con el director nacional del organismo, Enrique Macedo Ortiz. Según esto, Tobías anda de gestor y aprovechó para estirar la mano y pedir presupuesto extra por poco más de 7 millones de pesos para 2019, ya que hace un año la gestión no prosperó.

Tobías aprovechó la reunión de viernes y sábado para poner el dedo en el renglón y convencer a las autoridades sobre la importancia de los proyectos. Veremos si la perseverancia le dará éxito.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2