×
Gabriel Martínez García
Gabriel Martínez García
ver +
Editor de la sección de Negocios de Periódico Zócalo Saltillo

" Comentar Imprimir
06 Marzo 2017 03:00:00
Salarios: el dedo en la llaga
El pasado viernes el peso recibió un fuerte impulso y ganó 44.90 centavos o 2.25% frente al dólar, que fue su mejor comportamiento desde el 17 de febrero de 2016, cerrando en 19.80 pesos en su modalidad al menudeo.

Este gran desempeño ha sido también el mejor en la era Trump, pese a todos los vaticinios apocalípticos de que el peso se depreciaría mucho más, pero ha ocurrido todo lo contrario: se ha ido fortaleciendo.

Pero, ¿a qué se debió la gran jornada del peso del pasado viernes? Fue a causa de Wilbur Ross, el ahora secretario de Comercio de Estados Unidos, quien habló del TLC, pero en lugar de un discurso implacable, al estilo de su jefe, demostró una postura mucho más flexible respecto a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio.

En su mensaje, en el cual por cierto dejó en claro que México, con 80% de sus exportaciones hacia Estados Unidos, tendrá que sentarse a renegociar, habló también de los salarios en nuestro país, y lean ustedes lo que dijo:

“El salario mínimo en México apenas ha cambiado en pesos desde hace varios años y el peso se ha depreciado bastante frente al dólar, por lo tanto, en términos de poder adquisitivo, el trabajador mexicano promedio está mucho peor que como estaba hace cinco o 10 años, y esta no era la intención original del TLCAN”.

Quizá Ross esté equivocado en su apreciación de que el salario mínimo mexicano “apenas ha subido en términos del peso”, porque ha aumentado 10 u 11 ocasiones desde 2009, pero de que tiene razón, de que en México los salarios no están mal, sino muy mal, eso es inobjetable.

Y es que en materia de salarios, la diferencia entre EU y México es verdadera… y abismal: aquí el mínimo de 80 pesos diarios equivale a cerca de 4 dólares, mientras que cruzando la frontera los trabajadores reciben 7.25 dólares por hora, algo así como 140 pesos por hora o mil 120 pesos diarios. ¿Alguien en México puede estar en desacuerdo con las observaciones de Ross?

No veo a ningún funcionario o político mexicano saliendo a refutar que en México los salarios no alcanzan y que ese no era el objetivo del TLC entre EU, Canadá y México, donde era necesario que los sueldos también crecieran, no sólo por el bienestar de los trabajadores y sus familias, sino también por el mismo dinamismo de sus mercados internos.

Así, el secretario de Comercio de EU, entre todo lo mucho que provocó con sus declaraciones del viernes, también ha puesto el dedo en la llaga, pero en México, donde los salarios no van a aumentarse por decreto, ha faltado y sigue faltando mucha conciencia a los empresarios, quienes no acaban de entender que pagar mejores salarios y darle mayor poder adquisitivo a las familias, generaría una sinergia de ganar-ganar para la economía nacional.

Por lo pronto esperemos que el peso siga ganando terreno frente al dólar en la semana que hoy inicia.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2