×
Lariza Montiel
Lariza Montiel
ver +

" Comentar Imprimir
15 Octubre 2017 04:00:00
Salud fronteriza
El mes de octubre es, también, el mes dedicado a promover la salud fronteriza.
Y digo también pues, la mayoría de nosotros asociamos esta fecha a la prevención del cáncer y más concretamente al cáncer de mama.

No obstante, desde el año 2000 nuestro país firmó un convenio binacional con los Estados Unidos para que a través de sus distintas oficinas gubernamentales de salud se trabajara conjuntamente en este propósito específico.

El compromiso consiste en la permanente realización de acciones encaminadas al reforzamiento de las condiciones de salud a lo largo y ancho de la franja fronteriza.

Así, dentro de sus objetivos están el identificar y evaluar los problemas de salud que afectan a la población de esta región, generar alianzas y estrategias que mejoren la atención médica y la calidad de vida de sus habitantes de la región fronteriza, apoyar los esfuerzos de organizaciones no lucrativas, fortalecer los sistemas de información y capacitar y establecer vínculos con los distintos actores binacionales para enfrentar los retos que prevalecen en la región.

En tanto las problemáticas relacionadas con la salud pueden llegar a ser tan amplias, existe el consenso de enfocar esfuerzos en algunos grupos de padecimientos como las enfermedades crónico-degenerativas, enfermedades infecciosas, la salud mental y las adicciones.

Cabe destacar por supuesto, que como toda iniciativa, desde el 2001 se definieron etapas de trabajo y medición de los efectos que con cada una de las acciones se buscaba alcanzar.

Así se definió un primer corte que fue la Frontera Saludable 2010, que a la postre evolucionó bajo el mismo nombre, pero con una proyección hacia el año 2020.

Esto con el fin de desarrollar un marco de referencia que permita, tanto a líderes del ámbito público así como a otros interesados en la salud fronteriza,  promover políticas públicas y acciones que garanticen una mayor calidad en la atención de la salud a nivel binacional, estatal y comunitario.

Una pregunta obligada al acercarnos a este programa es a cargo de quien se encuentra tan relevante tarea.

Pues se trata de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos (CSFMEU) y se integra por los secretarios del ramo, tanto federales como de los estados de la franja, al norte y sur del río Bravo, así como por expertos del ámbito privado y representantes de organizaciones sociales en la misma región.

A todo esto, cuál es el punto de traer este tema a nuestro espacio de reflexión, pensarán ustedes. Pues bueno, es que como de todo programa gubernamental debemos lograr obtener el mayor beneficio posible y en el caso en particular, considero que carece de la suficiente difusión, al menos localmente, para que realmente permita a la gente sacar provecho de él.

Es por ello que en fechas recientes he pedido desde la tribuna del Congreso Local que la comisión y las secretarías de Salud federal y del estado de Coahuila difundan más información sobre las acciones que se realizan en cada una de las entidades y los impactos que, de acuerdo a sus indicadores, éstas han generado en nuestro tramo fronterizo.

Faltan tres años para que se cumpla el extremo de la iniciativa Frontera Saludable 2020, por ello es urgente contar con información actualizada sobre los avances, indicadores y porcentajes cumplidos de los objetivos de la iniciativa.

La mayor relevancia de contar con esta información es estar en condiciones de promover los ajustes presupuestales y de planeación que se requieran, para traducir en una realidad palpable los proyectos y objetivos que fueron plasmados hace tantos años por la Comisión binacional en bien, en este caso, de los habitantes de la frontera coahuilense.

Involucrémonos en este importante programa, demos seguimiento a sus acciones y solicitemos a sus titulares mayor difusión del resultado de las mismas.

Somos de Frontera y somos Fuertes, pero eso debe ir más allá de un lema gubernamental, un adjetivo o una referencia geográfica, para en realidad ser fuertes debemos estar informados de las condiciones particulares que esto implica tanto en salud, como en seguridad, como en educación y como en cultura, solo así podremos disfrutar las ventajas de vivir en la frontera.

Lariza Montiel Luis
Sígueme en redes de Facebook y Twitter @LarizaMontielLuis
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2