×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
08 Marzo 2019 04:06:00
Salud
Si usted se ha visto en la necesidad de acudir al IMSS o al ISSSTE, y ha sufrido en carne propia el nivel de atención, la escasez de medicamentos e incluso el trato que llega a recibir del médico en turno, podría coincidir conmigo en que no se exagera cuando se caracteriza al sistema de salud pública como una verdadera porquería.

La falta de infraestructura y personal es evidente; las condiciones generales de los nosocomios son deplorables y eso de que no hay tal o cual medicamento es cosa cotidiana. Ya no hablemos de cuando se pretenda acceder a un especialista. Las citas son de locura, hasta meses…

Dice el actual secretario del ramo, Jorge Alcocer, que el sector salud va camino al desastre. Que el modelo neoliberal afectó al sistema e incluso Andrés Manuel señala que se destinaban 4 mil millones de dólares a la compra de medicamentos y que gran parte de esto terminaba engrasando la gigantesca maquinaria de la corrupción y la simulación.

Desde este espacio se hace una precisión: el sector salud no va camino al desastre, desde hace años está sumido en él.

La cuestión es qué se va a hacer con todos los que participaron en el juego macabro llamado “la salud del pueblo me vale un pepino”.

Los hospitales y clínicas del IMSS y el ISSSTE, por ejemplo, no son lo que son hoy por obra de magia y coincidirá conmigo en que es de elemental justicia que todos los que usaron al sector como botín personal paguen por el daño.

No basta con intentar componer las cosas, en la maquinaria de la cuarta transformación, ya deberían subir la vara y no solo denunciar sino castigar a los responsables de este y el otro, y aquel desastre.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5