×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
27 Agosto 2017 02:53:00
Samara ‘Santa María Reina de los Apostoles’
AMIGOS QUERIDOS: hoy es un bellísimo día, como todos, sin embargo, hay situaciones muy especiales, y dan gran gozo, como el 22 de Agosto, día que festejamos en la parroquia de SAMARA a “SANTA MARÍA REINA DE LOS APOSTOLES” donde asisto a la santa misa; durante varios años he acudido a diario, sin duda, una gran bendición para mi familia y para mí, un gran privilegio donde el encuentro con el SEÑOR es la fortaleza de mi día a día, donde puedo ser yo, desnudando mi alma, donde la transparencia y el deseo de hacerlo ante mi Padre Celestial me inunda de amor divino. Ahí, mi alma sana a diario, pues todos los días hay situaciones qué enfrentar con la confianza de que todo en sus manos es menos difícil, consciente de que entre más estemos cerca de Él, el mal querrá empujarnos hacia la sombra, pero su luz incandescente queda sobre ella, iluminando nuestra alma y nuestro caminar por la vida. Es como un eclipse, pero a la inversa, la oscuridad es tapada por la luz de Dios.

En estos momentos estoy viviendo muchos cambios en mi vida, unos de nostalgia, otros de gran felicidad CB, de dificultad en otros aspectos, pero admirada de cómo la mano de Dios está en ello, y va resolviéndolos, es increíble cómo el amor divino del Padre llega de maneras insospechadas, en el momento perfecto, ni antes, ni después, DANDO PASOS DE FE, guiados por esa bendita intuición, pues pareciera que todo termina, y … suceden los milagros esperados, o mejor aún, así de misericordioso es el Señor; en una ocasión una querida amiga, me dijo: amiga no hables tanto de Dios, no a toda la gente le gusta, y agradecí su comentario, sin embargo, yo sé quién es el que habla por mí, soy un testimonio del amor de Dios para cada uno de sus hijos, yo soy consentida de Dios, aún con los dolores que me ha tocado enfrentar y dificultades, como seguramente tú, QUERIDO AMIGO, también enfrentas en el día a día, pero con su amor y fortaleza divina, seguimos adelante.

Agradezco desde mi alma, a mi querido, admirado, respetado amigo espiritual el padre Mario Cruz, nuestro párroco de la iglesia, que con sus dones que Dios le dio, como el de la palabra, que sin duda, toca a tantas almas, y nos ayuda a seguir por el camino de la verdad, de la luz, de la esperanza, del perdón y la sencillez de un hijo de Dios, derramando nuestra paz al que lo necesita y que Dios pone en nuestro caminar, el padre Mario, nos dice: me encanta que cuando estoy muy ocupado, (“cuándo no, padre, usted siempre encargándose de los asuntos de Dios”) mis apóstoles o discípulos, es decir nosotros, que estamos en este proyecto divino en la parroquia de SAMARA, podemos contener y atender a las personas que nos topamos en la iglesia, darle un abrazo al que vemos llorando, acompañarlos en silencio, o bien ofrecerle nuestro tiempo y escucha, darle palabras de FE, esperanza, de paz y de amor. También invitándolos a que asistan a la parroquia y tengan ese encuentro con Jesús.

Ya son varios años, y SAMARA ha crecido mucho, recuerdo que yo caminaba por la plaza de San Patricio, por los González, y una querida amiga, Geo, junto con Rosy, bellas almas sin duda, me ven y me dicen que hay misa de 8:30 am todos los días, tanto Geo como yo pasábamos por momentos difíciles, pues se nos había detectado cáncer de mama, y estábamos en ese terrible tratamiento, pero a la vez, ello junto con la bendición de Dios, nos ha permitido seguir con vida al lado de lo más amado: nuestras hijas, así que empecé también a acudir a misa diariamente, créanme amigos queridos, que escuchar el Evangelio en la palabra del padre Mario, es un regalo divino, es el alimento espiritual que me da la fortaleza y la paz para poder seguir en mi misión de vida, acompañar y apoyar en terapia a los pacientes que llegan a mí y me dan su confianza, hay tanto dolor en el alma de las personas, que antes de saber quién vendrá,

yo rezo a Dios por ellas y por mí, para que entre ambos lleguemos a un fin que es “SANAR DESDE EL ALMA”

Felicidades a todos los que formamos parte esta familia de hermanos en Cristo Jesús, de SAMARA, a cada uno de ustedes, gracias por su cariño para mí y mi familia. Oremos siempre todos por todos, y seguir en esta noble, hermosa pero nada fácil camino del Señor, que seremos calumniados se nos ha dicho, que se nos juzgará, pero sabiendo quien nos tiene sostenidos, vayamos y demostremos al mundo a quien tenemos en el alma, porque quien tiene a Dios se nota y nada nos falta, solo Él basta.

Un abrazo fraterno para todos mis queridos amigos lectores, reciban bendiciones abundantes, y recuerden: todos estamos incluidos en el plan divino, y en mi terapia también, no importa qué religión profeses, eres bienvenido siempre, tu amiga terapeuta, Verónica.


Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2