×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
23 Octubre 2017 04:00:00
Santiago Nieto: ¡las mentiras..!
El camino al poder se pavimenta con hipocresía y con víctimas”.

La frase es recurrente en el personaje de House of Cards –Castillo de Naipes–, que retrata puntual a la política en general pero que, en el caso mexicano, es una cruda estampa de cuerpo completo.

Y es que en la pelea por el poder presidencial mexicano no sólo los partidos han pavimentado con hipocresía, engaño y noticias falsas su camino a Los Pinos sino que, la llamada “sociedad organizada”, las ONG y hasta ciudadanos de a pie –a través de redes–, son expertos del engaño y la mentira.

Así, un buen día, los mentirosos líderes del PAN, PRD y MC inventaron la patraña engañabobos del “fiscal carnal” y, cual aves de rapiña, digitales, redes, la “sociedad organizada” y no pocas ONG tragaron sapos y serpientes del engaño y lo moldearon a su convenenciera ambición de poder.

Es decir, PAN, PRD, MC y la “sociedad organizada” le disputan a Trump el título del mayor mentiroso, hipócrita y propalador de noticias falsas; “noticias” que repiten millones de veces hasta convertirlas en “la verdad” que consumen incautos ciudadanos.

La “sociedad organizada” y los partidos que por décadas cuestionaron las mentiras y la hipocresía del PRI, hoy son santones de la mentira, el engaño y la hipocresía.

Y la nueva mentira y el nuevo engaño se llama Santiago Nieto, el despedido fiscal electoral que cometió muchos delitos y a quien defienden con mentiras el PAN, PRD, Morena, MC y los membretes de la “sociedad organizada”.

1.- Para empezar, nadie reconoce que en su momento Santiago Nieto llegó a la titularidad de la Fepade mediante engaños y mentiras que solapó el PRD. ¿Por qué mentiras? Porque el PRD y Nieto ocultaron que antes de jefaturar la Fepade era asesor jurídico del PRD. Es decir, el mentiroso Nieto era juez y parte.

De manera ilegal Nieto servía a los intereses de un un grupo político, como quedó demostrado cuando consignó a Arturo Escobar –por venganza política–, pero un juez tiró la consignación.

2.- Con el tiempo, la parcialidad interesada de Nieto se puso al servicio del Frente Ciudadano –PAN, PRD y MC–, quienes encontraron “un rico filón de oro político” cuando en Brasil apareció el escándalo Odebrecht, que sin prueba salpicó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Entonces Nieto empezó a dinamitar a Lozoya, al que involucró –sin evidencias–, con el supuesto financiamiento ilegal de la campaña presidencial de Peña Nieto. El escándalo serviría para que el “Frente Ciudadano” tuviera combustible para el desprestigio del PRI rumbo a 2018.

3.- Por eso –y con estricto rigor legal–, Emilio Lozoya envió una carta al titular de la Fepade, en la que pide le informen si existe imputación en su contra por el caso Odebrecht; pide declarar sobre el caso y aportar elementos de prueba y, al final, pide que se incluya en la carpeta de investigación que está localizable y que no pretende darse a la fuga. Todo lo expuesto en la carta es estrictamente legal.

4.- Sin embargo, de manera ilegal, Santiago Nieto dio a conocer la existencia de carta y reveló parte del contenido. Pero lo grave es que en tanto fiscal de Delitos Electorales, Nieto no sólo violentó el debido proceso, sino que en entrevista formuló juicios mediáticos como si Lozoya fuera culpable de un delito que apenas se investiga.

Dijo Nieto al diario Reforma: Lozoya “me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia… creo que esta carta refleja, en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que soy una figura pública. La autoridad se tiene que disculpar”.

5.- El artículo 225 del Código Penal Federal dice: “225.- Son delitos contra la administración de justicia, cometidos por servidores públicos los siguientes… XXVIII.- Dar a conocer a quien no tenga derecho, documentos, constancias o información que obren en una averiguación previa o en un proceso penal y que por disposición de la ley o resolución de autoridad judicial sean confidenciales”.

Es decir, Santiago Nieto, fiscal de la Fepade, violentó el artículo 225, que protege la secrecía y garantiza la procuración de justicia. Y es que en una averiguación previa o proceso, sólo tienen derecho a conocer los documentos del caso el probable responsable y el ofendido.

6.- Por eso es ridículo que PAN, PRD, MC, Morena y la dizque sociedad civil defienden a quien violenta el derecho, en lugar de revisar conforme a derecho la actuación de Nieto. Además defienden a un servidor público que engañó al Congreso.

¿No será que con la caída de Santiago Nieto el Frente Ciudadano pierde un alfil electoral? ¿Bloquean una verdadera investigación sobre Odebrecht? ¿A qué intereses sirve Santiago Nieto? Así o más claro.

Al tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add