×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
20 Diciembre 2017 04:00:00
Sarcasmos 765
RENTA BÁSICA UNIVERSAL

Me dice Javier Montellano: “David Friedman, el anarco-capitalista, ha formulado la siguiente “ley”, que señala las dificultades de hacer el cálculo del nivel de la adecuada renta mínima a establecerse y es la siguiente. Ley General del Consumo Frívolo: ‘Todo el mundo presiente que existe un nivel de renta por encima del cual, todo consumo pasa a ser frívolo (innecesario). Para todo el mundo ese nivel es el doble del suyo actual”. En otras palabras, que todos consideramos que necesitaríamos el doble de nuestro ingreso actual para satisfacer nuestras necesidades básicas, igual los millonarios que los pobres que con penas alcanzan el salario mínimo.El problema en economía es que no sólo hay necesidades sino también deseos. Los super millonarios tienen cubiertas sus necesidades básicas, pero jamás satisfacen sus deseos de tener más capital y, por supuesto, no desean pagar más impuestos. En tanto que los pobres no tienen ni lo básico para cubrir sus necesidades básicas y menos aún capital para ser emprendedores y salir de pobres. Un círculo nada virtuoso”. Y yo recuerdo que todo mundo, independientemente de su nivel de patrimonio o ingreso, desde los más ricos hasta los más pobres, necesitamos siempre exactamente la misma cantidad de dinero: un poquito más.

LA TENTACIÓN INÚTIL

Me manda Demagog esta reflexión más de fondo: “La Revolución Francesa prende fuego a nuestra civilización cristiana milenaria, con el advenimiento de la CIENCIA POSITIVISTA, que comenzó a impactar al mundo a partir de la elaboración del sistema científico de conocimiento positivista creado por Francis Bacon. Los éxitos científicos que se acumularon tuvieron el efecto sobre la humanidad, de hacer creer a ciertos pensadores de tener tanto poder los seres humanos sobre las fuerzas materiales que de ahí, dieron el salto a la idea de que la humanidad era capaz de elaborar un sistema político que podía eliminar por completo el sufrimiento humano inherente en la vida humana. La versión más reciente de este sueño –realmente diabólico– es el programa de Renta Básica Universal. Mis vacas, en Chalco, tienen su programa de Renta Básica Universal, hasta en tanto decida yo que se sacrifiquen. El positivismo, aplicable con éxito a la materia, es incompatible con la esencia del ser humano. Si se extiende sin límite el positivismo a la humanidad, el resultado será la eliminación de la humanidad. Parte integrante de la vida humana, es el sufrimiento. Un programa para eliminar el sufrimiento de la vida humana, es un programa que nos quiere reducir al nivel de ganado”.

FELICIDAD MORTAL

Una demostración palpable de esta megaultrasuperarchiestupidez de pretender que la felicidad de la gente sea ooooooootra función del estado, es esta nota: “La policía informó este miércoles que lanzó una orden de búsqueda y captura contra el ‘ministro de la felicidad’ del estado indio de Madhya Pradesh. Lal Singh Arya, cuya tarea oficial es provocar una sonrisa en el rostro de los algo más de 70 millones de habitantes de su estado, es buscado por su presunto vínculo con el asesinato de un político de la oposición, ocurrido en 2009. En enero, Madhya Pradesh fue el primer estado de India en crear un Ministerio de la Felicidad; el primer designado para ejercer como ministro fue Arya. Pero este hombre desapareció sin dejar rastros después de que un tribunal del distrito de Bhind emitiera una orden de detención sin fianza posible por su presunta conexión con ese asesinato. Cuando se creó este original ministerio, el estado de Madhya Pradesh puso en el mismo grandes expectativas, sobre todo con el desarrollo de programas sociales que ayuden a la felicidad, lo que incluiría yoga, meditación y peregrinaciones religiosas, sobre todo para los ancianos”. ¿Un asesino, patriarca oficial de la dicha ajena? Seguimos sin entender que este mundo-dimensión es un Valle de Lágrimas (aunque mi tía Cristina decía que para ser este un valle de lágrimas, no está tan mal).
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6