×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
31 Julio 2018 04:00:00
Sarcasmos 922
EDADES

Trump tiene 72 años; AMLO, 64. ¿Se le notan a míster Copete sus 8 años de ventaja? La pregunta viene al caso porque ambos son workaholics y trabajan 88 horas diarias.
 
FATANG

Parece palabra china, ¿no? Fatang. No lo es, aunque ahora esté de moda echarle la culpa a China del muy demorado-pospuesto-agravado declive de la economía de EU, por eso de la “trade-wars” de Trump (quien por su parte culpa a la FED por sus alzas en las tasa de interés; veremos quién gana esa batallla retórica, “the narrative”, para culpar al otro por el apocalíptico colapso que ya comenzó). 

Fatang son las iniciales de los seis pilares de uno de los tres espejismos que hipnotizan la visión de los crédulos inversionistas gringos. 

El primer espejismo es el mercado inmobiliario, sustentado en la fantasía de precios alcistas (o al menos estables) en las 20 ciudades elegidas por el índice Schiller para impulsar artificial y falsamente la demanda: Phoneix, LA, San Diego, San Francisco, Denver, Washington, Miami, Tampa, Atlanta, Chicago, Boston, Detroit, Minneapolis, Charlotte, Las Vegas, New York, Cleveland, Portland, Dallas, Seattle (como reza el mantra, fuera de ellas todo es Cuautitlán). 

El segundo espejismo son los bonos (la burbuja más gorda de todas, cuyo tronido será épico y contra el cual ya muchos países, como China y Rusia, se preparan cambiando por oro físico sus reservas en papeles verdes). 

El tercer espejismo es el mercado bursátil, sostenido en seis columnas: Facebook, Amazon, Tesla, Apple, Netflix, Google. Ya dos iniciaron el desplome (y lo han hecho espectacularmente): Facebook y Netflix (más Twitter). Seguirán las demás compañías. Después de todo, ninguna tiene sustento real. 

Todas ellas, igual que las 20 ciudades de marras y los T-bills, están infladas (megainfladas, y los globos se inflan con algún tipo de gas) por inyecciones masivas de “dinero” fíat creado del aire por la FED (docenas de anglotrillones de dólares), a su vez “esterilizadas” en tsunamis de recompras (“buy-backs”) utilizadas circularmente para apalancar alzas de cotización (que motivan recompras, que motivan nuevas alzas, etc.).
 
FOX

El paisa Leónides: “Eso de que Fox sacó a patadas a los de PRI suena falso, es más, no los sacó. Se asoció con ellos para menguar, con el color azul, un poco el escozor que ya habían provocado los del tricolor. Y con Calderón remacharon al entregarle de nuevo el poder al PRI. Por fortuna, eso provocó que el pueblo se decidiera y, ahora sí, sacaron al PRI y también al PAN, se los llevaron más allá del panteón y los enterraron para que en un buen tiempo, ya no vuelvan a aparecer. Eso, desde luego, está por confirmarse, todo depende, no de AMLO, sino del mismo pueblo. ¿O no?”.
 
DEMOCRACIA EN AMÉRICA


“Los dos mayores obstáculos para la democracia en los Estados Unidos son, primero, el engaño generalizado entre los pobres de que tenemos una democracia, y segundo, el terror crónico, entre los ricos, de que realmente la consigamos”, (1941), Edward Dowling.

CIUDADANÍAS

Me explica el paisano Joaquín este laberinto burocrático de EU diseñado para mantener atrapados a los ciudadanos de a pie como tú y como yo (a diferencia de los milmillonarios como Bill Browder, que pueden salvar ese enredo a punta de billetazos): 

“Sobre el cambio de ciudadanía, el IRS (el SAT gringo) lo hace prácticamente imposible. Hay que llenar una forma inicial donde se asientan todas las propiedades, pagar un impuesto como si las hubiera vendido y así sucesivamente por los anteriores y próximos 5 años. Si por alguna razón no cumple un año, se vuelve a empezar. Esto aplica a los residentes legales con más de 10 años en el país. Uno puede obtener el certificado de no ciudadanía del Departamento de Estado, renunciar a la residencia ante el INS, pero mientras no llene y presente la forma 8833 o la 8854 (initial and annual Expatriation Information), se le tratará, para efectos fiscales, como ciudadano o residente legal”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2