×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
04 Octubre 2018 04:00:00
Sarcasmos 968
MAN-MADE GLOBAL WARMING: UN FRAUDE PELIGROSO

Además de costoso: todo el objetivo real del falso “calentamiento global a causa de la acción humana”, es imponer el primer impuesto planetario (Carbon Tax) destinada a engordar los bolsillo de la élite mundial, a cargo de todos los habitantes del planeta. La advertencia de esta nota es clara y va en sentido totalmente contrario a los gritos histéricos (y bien pagados) del engaño del “calentamiento global”. En primer lugar, no es el hombre sino el sol el causante de todo cambio en el clima (el problema grave es que no puedes imponerle un impuesto al sol). En segundo lugar, la amenaza es un tremendo ENFRIAMIENTO, no un fiero calentamiento. “Solar Minimum –Biggest Decline Maybe Ever (el descenso más agudo quizá de la historia). El sol está entrando en uno de los mínimos solares más profundos en miles de años. Las manchas solares han estado ausentes durante la mayor parte de 2018. Esto es realmente alarmante. Desde el inicio de 2018, ha habido días impecables durante semanas. La luz ultravioleta del sol ha disminuido considerablemente y esto no va a terminar bien. Podemos ver que este ciclo solar número 24 ha marcado una disminución rápida que es dos veces más rápida que la anterior. Ya la atmósfera superior está perdiendo energía térmica. La NASA ha admitido que si la tendencia actual continúa, esto podría convertirse en un período frío dramático mucho peor de lo que mucha gente sospecha. Los fraudulentos del calentamiento global está llevando al mundo por un camino peligroso porque se les han pagado mil millones de dólares para desarrollar investigaciones falsas con el único fin de aumentar los impuestos, como lo han estado haciendo en Europa y Canadá. Nuestra computadora nos proyecta una disminución muy seria en la actividad de las manchas solares. Este será el telón de fondo para el aumento de los precios agrícolas que prevemos entre 2020 y 2024. Por supuesto, gracias a los malvados payasos del calentamiento global, será demasiado tarde para prepararse”. Y adjunta una inquietante gráfica de los últimos 18 años. https://www.armstrongeconomics.com/markets-by-sector/agriculture/solar-minimum-biggest-decline-maybe-ever/ Más les vale a los necios proponentes del “global warming” (comenzando por Al Gore a la cabeza de los charlatanes) irse mudando a un refugio hoy tropical y/o irse comprando una buenas frazadas y chamarras: las van a necesitar. Pero supongo que eso no les preocupa: con el lanón que hoy están levantando, tienen para eso y más.

¿OLIGARCHS o OILGARCHS?

Este juego de palabras me parece ilustrativo. Wikipedia: “La oligarquía (del griego oligarkhía); del olígos, que significa ‘pocos’, y arkho, que significa gobernar o mandar es una forma de estructura de poder en el que recae en un pequeño número de personas. Estas pueden distinguirse por la nobleza, la riqueza, los lazos familiares, la educación o el control corporativo, religioso o político, militar. Tales estados a menudo son controlados por familias que típicamente pasan su influencia de una generación a la siguiente, pero la herencia no es una condición necesaria para la aplicación de este término. Las oligarquías a menudo han sido tiránicas, confiando en que la obediencia pública o la opresión existan. Aristóteles fue pionero en el uso del término como sinónimo de gobierno por los ricos, por el cual otro término comúnmente usado hoy en día es plutocracia. Aunque una oligarquía suele considerarse tiránica, la mayoría de los estados modernos depende de alguna forma de oligarquía, generalmente en forma de funcionarios representativos que deciden la política nacional. Especialmente durante el siglo cuarto a. C., diseñaron lotes de grandes grupos de voluntarios adultos para elegir a funcionarios públicos que desempeñaran acciones judiciales, ejecutivas y administrativas (archai, boule y heliastai). Incluso para puestos como jueces y jurados en los tribunales políticos (nomothetai)”. Esto, respecto de las “oli-garquías” en general. En cuanto a la “oil-garquía”, es el domino de la oligarquía petrolera. ¿Quién puede poner en duda este dominio?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2