×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
28 Marzo 2017 04:00:00
Sarcasmos
ALIMÉNTATE SANO

Esta recomendación es típica de ciertos “expertos” en nutrición: es científicamente impecable y perfectamente inaplicable; correcta pero inútil: “Las vacas no son muy listas, pero si las dejas comen mejor que muchos estadunidenses. Con eso no quiero decir que te vuelvas un vegetariano de los que comen pasto, pero sí quiero decirte algo muy importante. El pasto verde contiene 23 veces más vitamina A que las zanahorias, 22 veces más vitamina B2 que la lechuga, y 14 veces más vitamina C que los cítricos. En consecuencia, con 2 kilos de pasto seco y tierno un hombre tiene suficientes vitaminas para todo el año. Eso significa que los campos de golf de los Estados Unidos tienen pasto suficiente para cubrir gran parte de nuestras necesidades nutrimentales”.

Pero para que no quede duda de su sensatez, añade esa gotita de prevención: “Aunque podrías aficionarte al sabor del pasto, también hay la posibilidad de que no”.

LA DIETA PERFECTA

Una tarde, un famoso y acaudalado licenciado iba en su Suburban cuando vio a dos hombres a la orilla de la carretera comiendo zacate. Intrigado, ordenó a su chofer detenerse y bajó a investigar. Le preguntó a uno de ellos: “¿Por qué están comiendo zacate, muchacho?”. “No tenemos dinero para comida”, dijo el pobre hombre, “tenemos que comer zacate”. “Bueno, entonces vengan a mi casa y yo los alimentaré”, dijo el licenciado. “Gracias, don, pero tengo esposa y dos mocosos conmigo. Están allí, debajo de aquél árbol”. “Que vengan también”, dijo el licenciado. Volviéndose al otro pobre hombre le dijo: “Usted también véngase, mi amigo”. El hombre, con una voz lastimosa dijo: “Pero, señor, yo también tengo esposa y seis hijos conmigo”. “Que se vengan ellos también”, respondió el licenciado. Entraron todos en la lujosa van, lo que no fue fácil, aun para un vehículo tan amplio.

Una vez en camino, uno de los pobres tipos mira al licenciado y le dice: “Señor, usted es muy bueno. Gracias por llevarnos a todos”. El licenciado le contesta: “N’ombre, no tenga pena, estoy feliz de hacerlo. Les va a encantar mi casa, el zacate está como de metro y medio de alto”.

Moraleja: Cuando creas que un licenciado te está ayudando, piénsalo dos veces, porque de seguro te quiere atornillar.

MATRIX GLOBAL WARMING

Oh, oh. Mis convicciones se tambalean. Tras años de militar en el bando de los escépticos, este artículo me cuestiona más que lo han hecho docenas de lecturas científicas, dizque científicas, para científicas, meta científicas, semicientíficas, cuasi científicas y pseudo científicas. No es el menor de los factores, la credibilidad de la fuente, cuyo remate me fue demoledor: “Los creyentes desinformados son parte de la Matrix, como también lo son los lavados del cerebro por la industria del carbono”. http://www.paulcraigroberts.org/2017/03/27/global-warming-real-say-academies-sciences-major-countries-handful-readers-know-better/ Snif, snif, de pronto me siento desarbolado por la desilusión. Como el abuelo de Isadora, a quien por fin, ya cerca de morir, se le cayó la venda de los ojos sobre la triste realidad del socialismo en acción, tras militar 60 años en la izquierda radical desde joven en la república española, luego en el exilio combativo del México cardenista, luego como dócil alfil en la malhadada Cuba de Castro y finalmente en el descafeinado estatismo del echeverriato. O tan desengañado como la tía Ruperta, que descubrió a los 85 años que las demás cobraban por la misma labor social que ella siempre realizó gratis.

LOS REYES DEL PUEBLO QUE NO EXISTE

Este es el título del excelente largometraje que, entre otros múltiples galardones, acaba de ganar el premio al mejor documental en el festival de Zurich. Su directora es mi paisana mazatleca Betzabé García y es el sereno retrato de San Marcos, Sinaloa, inundado para dar lugar a la presa Picachos. https://youtu.be/7PrUNyzpdjU
Imprimir
COMENTARIOS



top-add