×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
30 Marzo 2017 04:00:00
Sarcasmos
PEQUEÑA SORPRESA

Tú y yo lo sabíamos desde endenantes, ¿no? La situación económica de EU es pavorosa (bueno, en realidad todo el castillo de naipes económico global construido desde 1971 con monedas puramente fíat). Pero al parecer los recién llegados apenas ahora están descubriendo esta penosa realidad. Por ejemplo Mick Mulvaney, director de presupuesto de la Casa Blanca: “Washington está más quebrado de lo que el presidente Trump pensó que estaba”.

En fin, por algo algunos conspiranoicos sospechan que Trump es el villano favorito, hecho a la medida para interpretar ese rol en la comedia actual. Y explican que los globalistas necesitan mandar a EU al tercer mundo como paso previo a la implantación de un Nuevo Orden Mundial que prescinda de naciones individuales y responda a un puñado de tiranos centralizados. Para ello Trump les sirve más dentro de la Casa Blanca que afuera de ella. Así se explicaría el extraño pleito en proceso de Trump vs la Reserva Federal. ¿Que esta “se equivocó” al subir la tasa de interés en un entorno de economía ultra débil? No, para nada es una “equivocación”. Lo que pasará es precisamente lo buscado: reventar la economía de EU y pasarle la factura a Trump. Consecuencia: Trump será culpado del desastre, termina malamente sus cuatro años y se regresa a su casa desprestigiado (aunque mucho más rico, sugieren sus detractores). Los globalistas lo desechan como pañuelo usado y pasan a la siguiente etapa de su plan: diluir al dólar no ya como moneda única de reserva mundial, sino como una entre varias en la canasta de SDRs.

JACOBINOS

Del libro Yo fui Plutarco Elías Calles, de mi amigo Alfredo Elías Calles. Página 224: “En 1915, durante la ocupación temporal de las tropas constitucionalistas, el general Obregón solicitó donaciones de sectores vitales. Del clero requirió medio millón de pesos, basado en el hecho de que esa misma cantidad había sido donada al chacal Victoriano Huerta para combatirnos a los revolucionarios. El clero se negó y con ese motivo Obregón determinó que 180 clérigos en edad de merecer fueran incorporados al ejército para servicio activo (leva). Se llevaron a cabo exámenes de salud para probar su capacidad y más de 60 fueron diagnosticados con enfermedades venéreas.

Vaya efectividad del celibato que la Iglesia ha impuesto a sus adeptos. Se ha creado en el mundo eclesiástico una serie de actividades perversas de las que no está exenta ninguna época”. Página 179: “Yo nunca tuve conflicto con la fe católica como tal; fue el cisma con la jerarquía eclesiástica. Con el clero, con sus intereses y ambiciones, ellos decían sólo obedecer al Papa. Yo, a la República”.

CHURCHILL Y MONTY

Típico comentario de un sicópata. Churchill con el general Montgomery, que estaba siendo homenajeado por vencer a Rommel en la batalla de África en la Segunda Guerra Mundial. Montgomery en su discurso: “No fumo, no bebo, no prevarico y soy un héroe”. Churchill masculla: “Yo sí fumo, sí bebo, sí prevarico y soy su jefe”.

THE CROWN

Comencé a ver esta serie en Netflix. Es una recreación telenovelada de la vida de la reina Isabel II de Inglaterra (nacida en 1926, reina desde 1952 de dos países y 14 morrallas: Gran Bretaña, Canadá, Antigua y Bermuda, Bahamas, Barbados, Belice, Granada, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu). No está tan interesante como la serie sobre su lejana predecesora Isabel I (1533-1603), pero no está mal.

Ofrece un panorama convincente de los años juveniles de la dama, las costumbres de esa estirpe, los principales eventos nacionales y mundiales del momento, los personajes de su entorno. Es un retrato bastante logrado de la persona como ser humano. Y en ese sentido está tan bien logrado que la doña casi ni parece reptiliana.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add