×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
05 Abril 2017 04:00:00
Sarcasmos
PADRE PRO

Continúo con la lista de “casualidades”. Emigrado de Maza-tlán para estudiar la universidad en esta Corruptitlán de mis Pecados, viví con algunos compañeros patasaladas en una mansión de San Ángel, habilitada como casa de huéspedes por su dueña, que era la viuda de Roberto, el hermano menor y único no fusilado del padre Pro. Fue el año mítico de 1968, de cuyos avatares, tanto políticos como sociales, permanecí más bien escéptico. La mansión era típica porfiriana, con jardín arbolado, fuente, canteras, flores, duelas, azulejos, muebles de madera maciza, óleos en las paredes, armaduras en los pasillos, servidumbre por todos lados. Muestra de la visión de la señora era que a veces nos decía que “iba a la Ciudad de México” y nos preguntaba si no se nos ofrecía nada de “allá”. Yo estudiaba cine entonces, y me tocó ver varias filmaciones en esa casa (ahí conocí deslumbrado a una jovencita actriz, bailarina grácil y pizpireta: Ofelia Medina).
 
MUJERÓN

Me llega este reflexión anónima que es cierta, aunque sería mejor que no necesitara serlo… porque el mundo no fuera tan difícil: “Estaban dos hombres conversando sobre qué es un mujerón. Uno de ellos decía que un mujerón era una despampanante rubia de 1.80 metros de estatura, labios perfectos, grandes pechos firmes y buenas pompis, aunque sean de silicona. Con ese concepto no existen muchas, por desgracia. Luego preguntó al otro: ‘¿Y para ti qué es un mujerón?’. Este responde: ‘Un mujerón es aquella mujer que se despierta al alba, da de desayunar a sus hijos, los manda a tiempo a la escuela, luego toma dos autobuses de su casa al trabajo y otros dos para regresar. Que cuando llega a su casa al anochecer encuentra un cesto de ropa para lavar (si no tiene quién lo haga por ella), tareas de los niños para revisar y una familia hambrienta para alimentar. Mujerón es aquella que regresa del supermercado con varias bolsas después de haber hecho malabarismos con el presupuesto. Mujerón es aquella que es hermosa por naturaleza, se arregla para sí misma y para su pareja, no para ser portada de revista. Mujerón es aquella jubilada que cada mes hace paciente cola en el cajero automático para cobrar su pensión. Un mujerón es aquella madre que no duerme mientras sus hijos no llegan sanos a casa, y que temprano en la mañana siguiente está levantada, calentando leche y haciendo café. Eso, hermano mío, eso es un mujerona, y gracias a Dios hay millones”.
 
LOS VENEROS DEL DIABLO

Me manda un amigo esta denuncia. “Te envío este texto sobre un tema que pone de manifiesto la absoluta falta de honradez del actual Gobierno federal. Resultó puro choro lo publicado del exitoso pozo marino CIA-ENI. ‘Es una triste noticia para mí que fui trabajador de Petróleos mexicanos. Mi nombre es Víctor Manuel Garduza Rueda, geólogo de profesión. Trabajé para esta gran empresa Pemex desde 1978 a 2008, 30 años de servicio a cargo del control y seguimiento geológico de la perforación de pozos Exploratorios, Delimitadores y de Desarrollo en la Región Marina. Pues bien, quiero decirle que la noticia que han difundido al pueblo de México es UNA GRAN MENTIRA. La compañía ENI no ha descubierto nada. El Campo Amoca fue descubierto por los ingenieros de Exploración en el año de 2003 al perforar el Pozo Exploratorio Amoca-1, encontrando petróleo en rocas del Plioceno Medio e Inferior. Con esto se cuantificaron reservas, ya que se dispararon cinco intervalos para saber la producción de cada uno de ellos. (Anexo). Como puede usted observar, ahí están los 5 intervalos probados, con esto, se cuantificaron reservas 1P. Entonces me pregunto ¿qué descubrió la compañía ENI? Respuesta: NADA. Realmente es triste ver que noticias como estas demeritan la labor de los ingenieros de Exploración de Petróleos Mexicanos que descubrimos el Campo Amoca hace 14 años. P.D. La reforma energética no sirve para nada’.”
Imprimir
COMENTARIOS



top-add