×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
07 Abril 2017 04:00:00
Sarcasmos
Ahora ya sabemos que el alma es el cuerpo y el cuerpo, el alma. Nos dicen que son diferentes porque quieren persuadirnos de que podemos quedarnos con nuestras almas si los dejamos esclavizar nuestros cuerpos.

UNA SUCURSAL DE SEGUNDA

Me manda un querido paisano este críptica opinión: “No hay que perder de vista que nuestro vecino del norte estuvo a punto de perder el liderazgo durante la guerra de secesión que involucró a Francia y nuestro país. Es decir la guerra de Intervención y la gringa fueron una y la misma. Lo dijo Ulysses Grant. Los esclavos fueron declarados libres, pero constitucionalmente ‘equal but separate’. Así permanecieron hasta que Kennedy utilizó el voto negro para ganar la elección y eliminó la frase incómoda. Luego lo mataron a él, a Martin Luther King y a Malcolm X. Hoy somos testigos de esa herencia oscura con una nueva confrontación interna de secesión. Putin es el Napoleón III del siglo 21. Ya nos impusieron a BP (British Petroleum) como reyezuelo, pero no diviso a ningún Juárez ni a Ramón Corona por Sinaloa, mientras el Ejército conservador y sus Miramontes y Mejías ya andan en las calles”.

EL NUEVO YERNO

Un chavo toca muy serio a la puerta de la casa de su novia. Le abre el padre de la muchacha. “¿Qué desea, joven?”. “Pues, verá, vengo a hablar con usted”. “Bueno, pues pase, joven, y me cuenta de qué se trata”. Pasan a la sala y se sientan. “¿Y bien?”, dice el padre. El joven, todo decisión, responde: “Mire usted, vengo a comunicarle que a su hija y a mí nos gustaría compartir nuestras vidas, nos queremos casar”. El señor sonríe. “Pues está muy bien eso de que se casen, pero cuénteme, muchacho, ¿ya cuenta con un salario digno para poder sustentar a mi hija y los hijos que vengan?”. El joven, con todo el aplomo del mundo, contesta: “Mire, aunque soy ingeniero titulado, no gano mucho. Sin embargo, su hija me ha comunicado lo que ganan juntos su distinguida esposa y usted. Por lo cual, confío en tener una pequeña ayuda de ustedes para poder pagar el teléfono, el agua, la luz y el supermercado”. Un poco sorprendido por la respuesta, el padre inquiere: “Bueno, ¿y piensan comprar un departamento o una casa? ¿O prefieren rentar?”. El joven, con mirada inocente, contestó: “Si antes le pedí una pequeña ayuda para poder ir viviendo, hemos pensado que, como esta casa es muy grande y pueden vivir en ella perfectamente dos matrimonios, no es necesario comprar o alquilar departamento o casa. Deseamos vivir en esta casa con ustedes”. El señor, desconcertado por la actitud del muchacho, continúa con su interrogatorio: “Dígame algo, ¿tiene automóvil?”. El joven responde: “Mire, no tengo coche, pero he estado pensando en que si usted tiene tres, para qué vamos a comprar uno más. Usted nos deja el que les sobra y así no es necesario adquirir otro”. En ese instante entra en la sala la madre de la novia, quien, mirando primero al joven y luego a su esposo, pregunta cordialmente: “¿Se puede saber de qué platican?”. El esposo responde: “Querida mía, qué bueno que llegas, quiero presentarte al señor árbitro, quien pretende ser el futuro marido de nuestra hija”. El joven, desconcertado y repentinamente molesto, protesta: “Oiga, ¿por qué me llama señor árbitro?”. El presunto suegro se le queda mirando y le revira: “Y bueno, excelente prospecto, ¿cómo demonios quieres que te llame si hasta ahora lo único que vas a poner en esta casa es el pito?”.

OOOOOOMMMMMM

Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas. Me dice un querido lector: “Gracias por recomendarnos el libro Biografía del Silencio, del sacerdote Pablo D’Ors. Lo compré pensando que era un manual de meditación. Pero resultó todo un manual de cómo vivir. Es una joya. Por otra parte, con más de 30 años de meditar, me ha ayudado a darle un nuevo sentido a mi meditación”. Aquí puedes leer gratis las primeras páginas: http://www.siruela.com/archivos/fragmentos/BiografiaSilencio.pdf
Imprimir
COMENTARIOS



top-add