×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
13 Abril 2017 04:00:00
Sarcasmos
El pecado consiste en hacer daño al prójimo sin necesidad. Todos los demás “pecados” son sandeces inventadas. (Hacerse daño a sí mismo no es pecado: sólo es una estupidez).

BOMBARDEOS NUCLEARES

Me manda Gerardo Javier esta interesante reflexión: “La experiencia de Japón en Hiroshima y Nagasaki fue muy lamentable, por supuesto, pero debemos tener presente que el país más nuclearmente bombardeado han sido los Estados Unidos; nuestros hermanos Americanos. Estados Unidos ha sido bombardeado cerca de mil ocasiones. Es cierto que no ha caído en EU ninguna bomba atómica directamente sobre el centro de una ciudad como ocurrió en Japón, pero muchas cayeron a unas cuantas millas de Las Vegas. Las humaredas se veían desde el centro de Las Vegas (según tengo entendido). Las bombas cayeron (aunque la mayoría fueron subterráneas) no sólo en el estado de Nevada. También cayeron en Alaska, Colorado, Mississippi, y Nuevo México. Mucha gente enfermó de leucemia, melanomas, cáncer de huesos, tumores de cerebro, y a mucha gente se le ‘desconchinfló’ el sistema gastrointestinal y la tiroides, supuestamente producto de la radiación. ¿Acaso no era un ‘atractivo turístico’ ver la humareda nuclear mientras que muchos de nuestros hermanos en esa nación estaban ‘pariendo pepinos’ (disculpando la expresión) y trepándose por las paredes con tanta (probable) radioactividad? Y nos salen con que ‘pobre Japón’ (que bien se lo merecía probablemente). Y qué ¿nuestros hermanos americanos están hechos de chicle?”

EFECTOS DE LA RADIACIÓN

Wikipedia: “La película The Conqueror (1956) fue rodada en el desierto de Utah, no lejos del campo de pruebas del Gobierno de los Estados Unidos en Nevada, sitio donde se ensayaron armas nucleares durante los años 50. Los actores, el director y equipo de filmación sabían de las pruebas nucleares (hay fotografías de John Wayne sosteniendo un contador Geiger durante la producción), pero la relación entre la exposición al polvo radiactivo y el cáncer no estaba entonces bien estudiada. Todos los actores murieron de cáncer. Powell murió pocos años después de terminado el filme. Hayward, Wayne y Moorehead murieron a mediados de los años 70. Pedro Armendáriz fue diagnosticado con cáncer de riñón, y cuatro años después se suicidó al enterarse de que el cáncer era terminal. Quienes dudan de la relación entre la película y dichos casos de cáncer acusan a otros factores (Wayne era un fumador empedernido como lo era Moorehead) y que el cáncer resultado de una exposición a la radiación no tiene un periodo de incubación tan largo. Del total de 220 integrantes participantes en el filme, 91 habían desarrollado algún tipo de cáncer hacia 1981 y 46 habían muerto hasta ese entonces. Sin embargo, no está claro si la incidencia de cáncer entre ellos era sensiblemente más alta de lo que se esperaría estadísticamente para cualquier grupo de personas que trabajaran en esa profesión durante los años 50”.

DE TODOS MODOS

1. La gente es ilógica, irracional y egoísta. Ámalos de todos modos.

2. Si haces el bien, la gente te acusará de segundas intenciones egoístas. Haz el bien de todos modos.

3. Si eres exitoso, ganarás falsos amigos y verdaderos enemigos. Sé exitoso de todos modos.

4. El bien que hiciste hoy será olvidado mañana. Haz el bien de todos modos.

5. La honestidad y la franqueza te hacen vulnerable. Sé honesto y franco de todos modos.

6. Grandes hombres y mujeres con grandes ideas pueden ser derribados por hombres y mujeres más pequeños con mentes pequeñas. Piensa en grande de todos modos.

7. Las personas favorecen a los desvalidos, pero siguen sólo a los mejores perros. Lucha por algunos perdedores de todos modos.

8. Lo que has construido por muchos años puede ser destruido en una sola noche. Construye de todos modos

9. Las personas realmente necesitan ayuda, pero pueden atacarte si les ayudas. Ayuda a las personas de todos modos.

10. Dale al mundo lo mejor que tienes y te pateará los dientes. Dale al mundo lo mejor que tienes de todos modos.

(Fuente: Todomail)
Imprimir
COMENTARIOS



top-add