×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
19 Abril 2017 04:00:00
Sarcasmos
LAURO VILLAR

Más comentarios de Control Operativo sobre este personaje singular: “Si la memoria me es fiel, el general Lauro Villar formaba parte del grupo de los ‘anti’ de vw Standard Oil de John D. Rockefeller, encabezados por el embajador Henry Lane Wilson, e incluía a Victoria Huerta, Félix Díaz, Manuel Mondragón, Bernardo Reyes, Aureliano Blanquet y Lauro Villar, entre otros. Lauro Villar, según recuerdo pero puedo estar equivocado, era el comandante de la guardia del Palacio Nacional compuesta por los de la Escuela Nacional de Aspirantes. Sabiendo Bernardo Reyes que la guardia del Palacio Nacional estaba del lado de ellos, se lanza con su tropa a tomar el control del Palacio, pero ¡oh sorpresa!, minutos antes ‘alguien’ convenció a Lauro Villar a abandonar a los rebeldes y ponerse del lado de la Standard Oil. Lauro Villar cambió de bando y ordenó a la guardia disparar contra las tropas de Bernardo Reyes, con tanto tino que el propio Bernardo Reyes cayó muerto en la plancha del Zócalo frente al Palacio (don Lauro también fue herido en el omóplato y fue sustituido por Victoriano Huerta, por órdenes de Madero). El general Bernardo Reyes como Gobernador de Nuevo León es el padre de la industrialización de Monterrey. Fue quien construyó el actual Palacio de Gobierno, sede del poder estatal. Cuando el presidente Porfirio Díaz visitó Monterrey, se quedó tan impresionado con los avances que públicamente le dijo: ‘Así se gobierna, General’. Bernardo Reyes era el candidato natural para haber sido un Presidente de la República transformador que habría convertido al país entero en un Monterrey gigante. Quizás por ello Lauro Villar dio un salto acrobático y aceptó cambiar de bando minutos antes y darle muerte al golpista. Al parecer había espías extranjeros infiltrados en ambos bandos. Evidentemente Bernardo Reyes no estaba en la lista del SÍ que EU da secretamente a los presidentes de Nicaragua, de México y seguramente de muchos otros países más. El proyecto de mantener a México rezagado en el atraso data desde antes de la independencia”.

TRATADOS DE BUCARELI

No encontré todo lo que dijo Control Operativo, pero sí me encontré esto (http://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/9/10091923.html):

VII. Durante un periodo mínimo de veinticinco años, México se abstendrá de llevar a cabo cualquier proceso de industrialización que, a juicio único y exclusivo del Gobierno de los Estados Unidos, vaya en detrimento de sus intereses estratégicos. El Gobierno de los Estados Unidos se reserva el derecho de notificar al de México, por la vía diplomática, la existencia, o posible existencia, en territorio mexicano de cualquier proceso industrial que juzgue contrario a sus dichos intereses estratégicos, obligándose el Gobierno de México a actuar de inmediato, y en consecuencia, para todos los efectos derivados de la presente cláusula.

VIII. Transcurrido el periodo mínimo de veinticinco años previsto en la cláusula inmediata anterior, el Gobierno de México estará en libertad de llevar a cabo los procesos de industrialización que considere convenientes para sus intereses, pero en el entendido de que en tales procesos el Gobierno de México otorgará a los ciudadanos y compañías de los Estados Unidos la protección suficiente para permitir a dichos ciudadanos y compañías crear y administrar libremente las industrias, así como todos sus servicios conexos, en que puedan estar interesados.

X. Las Altas Partes contratantes se obligan a mantener en absoluta reserva y confidencialidad el presente protocolo durante un periodo mínimo de 100 (cien) años, contados a partir de la fecha pactada para el otorgamiento por el Gobierno de Estados Unidos de América al de México, del correspondiente reconocimiento diplomático: 31 de agosto de 1923.

Sin embargo, las Altas Partes contratantes se reservan el derecho de prorrogar dicha reserva y confidencialidad por un periodo adicional de 50 (cincuenta) años, si así conviniera a sus intereses.”

Me gustaría saber dónde están, completos, los Acuerdos. Entiendo que están ultrasúperarchi bien sepultados en alguna bóveda secreta de la secretaría de Relaciones Exteriores.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add