×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2017 04:00:00
Sarcasmos
PUTIN VS LOS GLOBALISTAS

Me llega este imeil: Discurso épico de Vladimir Putin: Nuevo Orden Mundial expuesto, https://youtu.be/JptkHakRnYQ. Me advierte Control: “Falta que uno que hable ruso nos confirme que la traducción es fiel. Lo que me hace sospechar que el texto de la traducción no es fiel, es que el entorno del desfile militar del 9 de mayo celebrando la victoria sobre los nazis y frente a unos 20 mil soldados es el lugar propicio para una arenga patriótica o de fortaleza militar contra los enemigos de Rusia, como la OTAN que ya hace maniobras militares en las mismas fronteras rusas y quieren invadirla para desmembrarla.

Sin embargo, el tema que traducen es de la homosexualidad como herramienta demográfica, donde la Plaza Roja del Kremlin parece no ser el mejor escenario para exponerlo. Imagínate a Peña Nieto desde el balcón central del Palacio Nacional previo al desfile del 16 de septiembre hablándole a las tropas formadas sobre el zócalo acerca de la paridad de género y la homofobia. No es el lugar adecuado para ese tema, como tampoco lo es la Plaza Roja”.

Consulto el asunto con el Julio y me ilustra: “Como dice el mismo video al calce en YouTube: ‘Este video es paródico, sus subtítulos son apócrifos y el único fin de éste es entretener y sacar un par de sonrisas’. El discurso es de mayo de 2015. Encantado de proveer una traducción ya que mi esposa es rusa, pero el texto es aburrido y predecible. No sé por qué hay quienes creen que este líder ruso es diferente a los anteriores y que su país ha progresado y que presenta una loable alternativa económica o ideológica a la de los EU y sus aliados.

El señor Putin es un matón sin ideas que ha devaluado su moneda a lo bestia, se ha enriquecido (y sus amigos) de forma corrupta, y busca eliminar la poca democracia que el pueblo ruso llegó a tener en los noventas. Afortunadamente carece de tecnología propia. Eso sí, ¡las chicas son lindas!”.

RED SWAN

Y ya metidos en gastos sobre el oriente-emergente-resplandeciente, el siempre agudo David Stockman (Ph. D. Harvard, creador de la Reaganomics, autor de varios bestsellers económicos) nos advierte que el fervor actual anti-Trump puede hacernos creer que el inesperado Cisne del Colapso (que Nassim Taleb inventó como “negro”, Black-Swan) aparecerá en cualquier momento vestido de naranja, pero el Cisne Rojo, dice, es más ominoso. Y evidencia gráficamente (Don’t Forget About The Red Swan) “la falsedad de la más reciente idea de Wall Street de que la economía global se está acelerando y que el incremento en las ganancias corporativas justifica la actual manía en el mercado bursátil”.

Lo que realmente está pasando, explica Stockman, es una burbuja inflada por una expansión crediticia emanada de China. Resulta que Pekín entró en pánico a principios del año pasado y abrió de par en par los grifos del egreso de capitales (CapEx) de las empresas estatales (SOEs), temerosa de que su enorme aparato económico se dirigiera a un estancamiento justo en un momento políticamente muy delicado: el XIX Congreso del Partido Comunista (se celebran cada 5 años y son el evento más importante de ese periodo), programado para este otoño y el cual se supone será la “coronación” de Xi Jinping como “la segunda encarnación” de Mao Tse Tung.

De ahí viene todo: de la decisión de la cúpula china de impedir a como diera lugar un bache en el ascenso vigoroso de su potencia económica (que es el principal ariete de su embate por entrar en el selecto Club de la Geopolítica Mundial, con EU y Rusia). Como ves, todos los políticos (blancos, amarillos, morenos) son iguales, dispuestos a sacrificar cualquier sensatez económica a un cálculo político. Y la doctrina ideal para ello es el keynesianismo y su afición por gastar sin límite, que en el caso de China llevó su deuda de $1 anglotrillón en 1995, a $35 hoy.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add