×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
13 Abril 2018 04:00:00
Sarcasmos
MONEDA DE PLATA

Se realizó en el Senado el foro Blindaje al Ahorro Popular, impulso a la iniciativa legislativa para reincorporar la onza de plata en el sistema monetario nacional. Aparte de varios senadores convocantes, intervinieron algunos cuates que me dio gusto saludar: Alfredo Jalife, y los siempre atinados Guillermo Barba, Eduardo Sastré y Ramiro Tovar.
 
MAKE AMERICA GREAT AGAIN

¿Qué candidato gringo a la presidencia le prometió a su pueblo (que se cree “excepcional”) cumplirle esta terca obseso…digo noble aspiración? ¿Trump, me dices? Bueno, sí desde luego. ¿El también republicano Ronald Reagan en 1980? Mmmmm, sí, también. ¿Y quién más? No me lo vas a creer, pero lo puedes comprobar en https://youtu.be/51ojuOt-TnU (o, si quieres contexto histórico-político, ve la serie de Netflix Trump: an American Dream, capítulo 3, Citizen Trump, minuto 11): el muy demócrata gobernador de Arkansas, Bill Clinton (nacido Blythe; el apellido Clinton lo tomó de su padrastro; su verdadero padre era Roger Clinton, vendedor de autos usados y alcohólico), el 4 de octubre de 1991 en Little Rock, acompañado de su esposa Hillary y de su hija Chelsea, cuando anunció que buscaría la nominación de su partido (que tenía segura, pues la elite ya lo había escogido para ser el próximo huésped de la Casa Blanca; pero había que hacer la farsa “democrática” de cada 4 años). Por cierto, desde entonces don Bill se ganó el mote de Slick Willie (“Willie el Escurridizo”), en referencia a su insuperable maña para eludir responsabilidades y ocultar pasajes turbios de su vida como pitoloco empedernido que, como iba a suceder ene veces después con otras informaciones sobre sus reiteradas infidelidades conyugales, Hillary “la Terrible” (a quien al parecer todo ese asunto le valía reverenda sombrilla) hizo una defensa cerrada de su matrimonio y evitó que el alboroto creciera hasta derruir las ambiciones de su esposo. En fin, el punto es que es una típica estupidez de los gringos izquierdosos-liberales-progres repetir una y otra vez, como pericos entrenados, que la oferta de hacer a EU Grande de Nuevo “es una manifestación evidente de la enfermiza manía de los supremacistas blancos (angry white male)”. ¿O no lo prometió también don Bill, que es mitad negro, mitad asiático, mitad latino y mitad sioux? Ni que él fuera un white male caucásico misógino xenófobo de la canasta de deplorables inmortalizada por Hillary.
 
DIVIDIR PARA CONTROLAR

Sobre esta hilarante distracción de los partidos políticos que dizque promueven agendas distintas entre sí (cuando la única agenda vigente es la que la elite global les impone desde arriba a todos ellos), nos recuerda el anarcocapitalista Jeff Berwick: “Lo que algunas personas todavía no notan es que la política no es más que un gran show para mantener a los esclavos contribuyentes tan ocupados peleándose entre sí, que nunca se dan cuenta de que el problema es el Gobierno y la política en sí, no un partido u otro en particular. Los principales medios de comunicación, que son solo el brazo de propaganda del Gobierno, brindan nada más que noticias falsas e información sin importancia para mantener a las personas confundidas, temerosas, mal informadas y entretenidas”.
 
EGO-FAMA: MANCUERNA FATÍDICA

Hablando de egoísmos mal entendidos, tenemos un problema grave. Las adicciones a las redes sociales están exponenciando los conflictos del ego hasta niveles galácticos. Ejemplo obvio (pero hay muchos otros) es el tiroteo en la sede de YouTube, el estado mental de la tiradora y los repercusiones que causan personas egocéntricas que están buscando fama antes que nada y por encima de todo y de todos. Quien busca la fama como meta vital está condenado, absolutamente condenado, al fracaso; perseguir la fama es más idiota que perseguir la inmortalidad. Y es que la fama es un rinconcito en la mente AJENA, sobre la que no tienes, ni puedes tener, ni jamás tendrás, el menor margen de control.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6