×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
19 Abril 2018 04:00:00
Sarcasmos
Belladona: en italiano significa mujer hermosa; en inglés, significa veneno mortal. He aquí un ejemplo palmario de la identidad esencial de los dos idiomas.

MAKE AMERICA GREAT AGAIN

Me explica alguna fuente conspiranoica que la prohibición a Bill Clinton de no volver a usar esa consigna explosiva en su campaña (y nunca más, de hecho, igual que Hillary después), a pesar de la poderosa fascinación que tal promesa ejerce sobre el votante gringo medio, como si fuera un derecho clánico exclusivo concedido a ellos por Dios mismo (son multitud los pueblos que se creen “el pueblo elegido”; se llama etnocentrismo), se la hicieron sus amos globalistas, para los cuales cualquier forma de nacionalismo es tabú (de ahí la hostilidad contra el Brexit, el Catalexit y todo otro eventual “exit” posible). Para el NWO rampante todos los nacionalismos son anatema. Por eso hay que privilegiar solamente las instituciones globales de las cuales ya ellos son dueños absolutos (ONU, FMI, OCDE, OMC, Banco Mundial, OMS, TPP, TTIP, Unión Europea, Cascos Blancos, Greenpeace, Amnesty International, Transparencia Internacional, el cuento del global warming ,etc., todas ellas atendidas financieramente por la red de bancos centrales coordinados por el BIS). A partir de entonces, es políticamente incorrecto hacer esa promesa de hacer a EU grande de nuevo en campañas presidenciales gringas, pues la oferta ha sido convertida en una “manifestación evidente de la enfermiza manía de los supremacistas blancos (angry white male), racistas-xenófobos-machistas-belicistas”. 
 
HUELLAS

Durante años yo, creí que eran huellas “digitales”. Estaba equivocado uuuuuuuna vez más (me paso la vida corrigiéndome). Las de tus dedos son huellas dactilares. Diferencia según Wikipedia.
 
HUELLAS DIGITALES

“No debe confundirse con huella dactilar. La huella digital es un mecanismo para defender los derechos de autor y combatir la copia no autorizada de contenidos, que consiste en introducir una serie de bits imperceptibles sobre un producto de soporte electrónico (CD-ROM, DVD,…) de forma que se puedan detectar las copias ilegales. Y ha sido incrementado en los celulares de última generación. La intención de la tecnología de huella digital es identificar de manera precisa y única a una persona por medio de su huella digital. Certificando la autenticidad de las personas de manera única e inconfundible por medio de un dispositivo electrónico que captura la huella digital y de un programa que realiza la verificación”.
 
HUELLAS DACTILARES

“Todo el mundo sabe que las huellas dactilares son únicas para cada individuo, pero nadie sabe por qué. Durante muchos años, los científicos creyeron que las tenemos para mejorar nuestro agarre cuando agarramos o nos aferramos a algo. Resulta que ese no es el caso, porque las huellas dactilares en realidad nos permiten agarrar menos. Algunas de las teorías sobre por qué tenemos huellas dactilares incluyen la protección de nuestros dedos y la provisión de sensibilidad táctil, pero la verdad es que no hay una explicación definitiva. Una huella dactilar o dermatoglifo (no debe confundirse con la llamada huella digital) es la impresión visible o moldeada que produce el contacto de las crestas papilares de un dedo de la mano (generalmente se usan el dedo pulgar o el dedo índice) sobre una superficie. Es una característica individual que se utiliza como medio de identificación de las personas (ver biometría)”.

YO Y NOSOTROS

Me dice el Manuel desde Suiza: “Mis hijos, preparándose para un viaje a Yucatán, me dicen que en lenguas mayas no existe el YO, solo existe el TIK = nosotros”. Mmm, curiosa eliminación del individuaismo que, para el colectivismo de moda, es la fuente de todo mal, no estoy seguro de que ese comunitarismo radical acabe de seducirme.
 
EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS

La ética como máscara: “Vivimos en un sistema que propugna el triunfo vía méritos, la igualdad de oportunidades y un campo de juego nivelado con reglas parejas para todos, pero exalta a aquellos con riqueza, poder y celebridad, independientemente de cómo los hayan obtenido”, Derrick Bell.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6