×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
27 Abril 2018 04:00:00
Sarcasmos
NUEVO AEROPUERTO

Sobre la propuesta del Rami Schwartz de dejar el aeropuerto de la CDMX como destino final y no para conexiones o hub (para lo cual las instalaciones actuales bastan), opina el Fer: “Esta es la propuesta más inteligente que he oído sobre el aeropuerto. Estás pensando en sistemas, no en resolver una situación actual de una ciudad extralógica y un servicio que ha crecido exageradamente debido a los vicios del centralismo. Excelente”. La propuesta del Rami, empero, tiene dos graves pecados originales: uno, desafía la arraigada historia centralista-tlatoánica-monárquica de México, y dos, arruinaría los negociototes que ya se han pactado alrededor de Texcoco. Añade el Pedro: “Sí había propuestas alternativas, entre ellas la de dedicar el actual aeropuerto a tráfico nacional y el de Toluca a internacional/trasatlántico, conectando ambos con un tren de alta capacidad/velocidad con sistemas de billetaje/documentación sin necesidad de paradas entremedias para agilizar los trámites. Por alguna razón esta idea no salió adelante. De hecho el tren interurbano de Toluca se inició con esa idea, y acabó virando en la actual, que no es mala, pero sí algo chata”.

DICHOS

Yo conocía la expresión: “El tipo es automático y tú le das cuerda”. Ahora me estoy enterando de otro dicho que significa más o menos lo mismo, pero está actualizada a estos tiempos: “Estás viendo que la chica es jacarandosa y le pones reguetón”.

LUIS MIGUEL

Vi el primer capítulo. Qué buena calidad tienen las series actuales producidas aquí en México: actuación, casting, locaciones, edición, guiones, aspectos técnicos, etc. Unos pocos minutos en pantalla bastaron para que el personaje de Luisito Rey (papá de Luis Miguel) concitara odios masivos. De veras que los cartabones funcionan para estos efectos. Por ejemplo, para enfiestarte, nada como un andaluz; pero para hacer negocio, húyeles como a la peste. Por cierto que ese personaje está interpretado por Óscar Jaenada (43 años, Barcelona), el mismo actor que hizo de Cantinflas en la esperada película de 2014 (un catalán en el papel del máximo ídolo mexicano ¡sacrilegio!).

DEMIURGO

En efecto, la función natural del economista es la de un reportero que sigue los eventos diarios, o un historiador que observa los devenires del largo plazo. Su función no es la de un ingeniero (social), como les han hecho creer los políticos que los usan, manipulan, pagan, condecoran. Su auténtica tarea es consignar, analizar, interpretar, no diseñar, proyectar, construir. Un verdadero economista es un observador que contempla y examina desde un punto de vista básicamente moral (los fundadores de la economía fueron teólogos españoles, 4 siglos antes que el moralista Adam Smith) el gigantesco entramado dinámico de la colmena humana, pero por alguna razón esta tarea les parece menor. Prefieren ser lacayos del poder y no testigos de la humanidad. “Un término griego (demiourgós) que puede traducirse como ‘creador’ derivó en ‘demiurgo’. Así se denomina, en distintas corrientes filosóficas, a la divinidad o el ente que creó o que impulsó, organizó el universo. De acuerdo a Platón, el demiurgo se encarga de copiar las ideas (perfectas) en la materia (imperfecta). Así se obtienen los objetos que forman parte del mundo real, el cual intenta imitar la perfección del plano ideal. El demiurgo platónico, en este marco, es un ser divino que contempla las ideas y las toma como modelos con el objetivo de plasmarlas en la materia. Esto quiere decir que tanto las ideas como la materia resultan preexistentesal demiurgo. Esta particularidad diferencia claramente a esta divinidad del Dios cristiano, que creó el universo partiendo de la nada. Para los gnósticos, el demiurgo tienen la función de ordenar el mundo material y resulta la encarnación de lo maligno, ya que ata al ser humano a las pasiones de la materia”, https://definicion.de/demiurgo/.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6