×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
10 Mayo 2018 04:00:00
Sarcasmos
VECINOS

¿Te acuerdas del libro Vecinos Distantes (Alan Riding, 1984)? Bueno, pues la historia ofrece otras vecindades distantes aún más curiosas. Por ejemplo, la de México con… Rusia. Sí, México y Rusia fueron vecinos hasta 1867. Control: “Iturbide intercambiaba comunicaciones con el zar Alejandro I de Rusia, pues en Alaska, México y Rusia tenían una frontera común y eran vecinos”.

BOLSA LOCA

Este comentario del Rami es hilarante: “Facebook, una empresa de quinta, de pacotilla, vale más que la Coca-Cola, la Pepsicola y la Dr. Pepper juntas. Empresas con marcas, con ventas trillonarias, con presencia mundial, y Facebook, que no produce nada, vale más que las tres empresas juntas. Facebook vale más que toda la industria minera, vale más que la Campbell’s, la Kelloggs, La General Foods, General Mills y Nabisco juntas. Ya inventaron las criptomonedas para tener una nueva burbuja, sólo que les reventó muy pronto, pero la quieren revivir.

“Los bienes raíces, las empresas de tecnología, Nasdaq, las de biotecnología, los bonos, las obras de arte. Hace 20 años el mundo se escandalizó cuando una empresa japonesa compró los girasoles de Van Gogh en $40 millones de dólares; bueno, ahora se vendió un cuadro de Da Vinci en $450 millones. La última burbuja van a ser los metales preciosos y la tierra productiva, los únicos activos tangibles que han conservado su valor a través de milenios. Cuando todo reviente y la gente corra a las salidas, esas van a estar pavimentadas de oro y plata.

“Una acción de Google vale igual que una onza de oro, un bitcoin vale siete veces una onza de oro. Hasta risa da”.
 
EL POSNARCO

Me inquiere un querido lector (si sabes la respuesta, te agradeceré me la digas): “Nunca me ha quedado claro. Si en efecto se salvaran todos los obstáculos para legalizar drogas como mariguana y cocaína, pasando a ser una empresa del estado, ¿qué sucedería con la inmensa red actual de productores-transportistas-distribuidores de estos productos? ¿Se integrarían a la nómina gubernamental? ¿Se dedicarían sólo al robo, secuestro, etc.?

Porque encuentro muy arduo que se resignaran y simplemente dijeran ‘chin, ya se acabó el negocio, voy a agarrar una chamba de albañil’. ¿Qué se anticipa harán los narcotraficantes actuales?”. Es una inquietud válida; son multitud (un millón, calculan) los ocupados hoy en esos menesteres.

NOBEL DE LA PAZ

Una amiga se mostró “alarmada” porque Trump ha sido nominado al Premio Nobel de la Paz a causa de su intervención en el inesperado acercamiento entre las dos Coreas y el descenso dramático de la explosividad en esta zona.

¿¿¿Cómo le van a dar este galardón a un tipo que se la pasa ladrando???, exclamó. A ver, a ver, esta buena alma al parecer no recuerda que el “suavecito” Obama, recibió este premio en 2009 no por sus hechos, sino sólo por sus promesas de paz mundial, mentiras todas.

Obama el ladino rara vez amenazaba a alguien, pero fue un guerrero feroz: es el único Presidente en EU, en toda la historia de este belicoso imperio, en completar dos periodos completos de su mandato teniendo tropas de su país en combate activo.

Pero a este Atila posmoderno lo premiaron “por sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos”.

El desprestigio total que pinta de cuerpo entero al Comité Nobel, que premia a quien declara dizque buenas intenciones, no a quien logra algo real.

¿Un presidente que fue el guerrero más consistente de la historia gringa, se lo merece, y quien ladra mucho, pero hasta hoy ha logrado conjurar la tercera guerra mundial que afanosamente quiere la elite global, no se lo merece?

El mismo fenómeno se observa en cuestiones de migración. El campeón de las deportaciones fue Obama, pero la percepción mexicana es que el peor enemigo de los indocumentados-ilegales es Trump. Otra vez, hechos contra palabras: Trump ladra mucho, pero deporta poco; Obama ladró poco, pero deportó mucho.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2