×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
31 Agosto 2018 04:00:00
Sarcasmos
GUERRA CIVIL

Primero un dato duro: hace dos años, nadie hablaba de guerra civil, hoy 31% de los gringos cree que hacia allá va EU. http://www.rasmussenreports.com/.../31_think_u_s_civil_war_likely_so.
 
CATÁSTROFE ANUNCIADA

Me dice el Rami que estudió y ha vivido buena parte de su vida allá: “Yo creo que cuando los libros de historia se escriban, el evento que va a haber propiciado todo es la elección de Trump. En ese sentido, quizá la guerra ya comenzó. Cierto, la sociedad de EU ha pasado por muchos ‘partos dolorosos’ y que ninguno de ellos desembocó en guerra civil. Pero la sociedad americana hoy es fundamentalmente distinta que hace 50 años, cuando Kennedy reconoció las libertades civiles. Hoy, los WASP ya no son mayoría y, por lo tanto, el pensamiento no es tan homogéneo.
 
NADA ES CASUAL

“En 2016, los WASP, reducidos a una minoría víctima de discriminación y de un discurso que los convirtió en ‘parias políticamente incorrectos’, dieron un golpe de estado utilizando el sistema electoral. Como la suma de las minorías ya es mayor que esa ‘exmayoría’, utilizaron el resquicio del colegio electoral para, aun con menos votos, enviar a la Casa Blanca a uno de ellos para contener los cambios demográficos, políticos, sociales y económicos que amenazan su sobrevivencia. Obviamente, las minorías, empoderadas por Obama no están contentas con el resultado: ya se veían dueñas del país y se los arrebataron. Obama jaló demasiado fuerte y ahora el péndulo va para el otro lado. Y no es solo en los EU, el ‘aislacionismo’ ya es mundial (Brexit, Italia, Hungría, LePen…). Tanto unos como otros se están atrincherando en las instituciones que controlan y los canales de comunicación entre ellas ya están rotos. La violencia verbal está en su apogeo (como nunca) y si bien no se ha pasado aún a la violencia física, el pasto está seco y solo se necesita un chispazo. Y mientras más se polaricen las posturas, más se acerca ese desenlace porque lo que está en juego es el proyecto de nación”. 
 
ESTO YA PASÓ

“En la guerra civil del siglo 19 se enfrentaron en un inicio dos visiones opuestas: esclavitud vs libertad. Los libertarios del norte se volvieron intransigentes, los esclavistas del sur, también, hasta que fue imposible la reconciliación. En ese momento los del sur dijeron ‘no problem’, hacemos nuestro propio país, y fue cuando se desató la guerra. Lo que comenzó siendo ‘esclavistas vs libertarios’, terminó siendo ‘Unión vs secesión’. 

Lo mismo sucede ahora. Ya las posturas son diametralmente opuestas. Ninguno cede ni cederá… Muro vs no muro, el tipo de migración, si el Estado financia el aborto o no, si se implementa un modelo económico capitalista o socialistoide, si se hace un gobierno grande y corrupto o chico y corrupto, si van a seguir ganando los cabilderos o si va a llegar una nueva clase política. Anteriormente la diferencia entre republicanos y demócratas era de matiz, era indistinto quién gobernara. Hoy las diferencias entre republicanos y demócratas son muy profundas e irreconciliables. Con esto, es imposible un juego ganar-ganar, forzosamente es suma cero y todas las victorias y derrotas son enormes (imagínate lo que representa si se hace o no el muro para uno y otro bando).

FALTAN DOS MESES

“El catalizador van a ser las elecciones de noviembre. Ahí se va a definir si la ola WASP ya es irreversible (al menos durante los próximos 6 años) o si por el contrario, las minorías retoman el poder. Con un AGRAVANTE: si ganan los demócratas/liberales/socialistas, o como les quieras llamar, van a llevar a juicio político a Trump y con él a todos los WASP, sus ideas, sus sueños, su historia. Van por todas las canicas. Si ganan, quieren hasta borrar la historia de los ‘blancos’, eliminar a Mark Twain de los currículos, tirar todas las estatuas y sustituirlas por las de Martin Luther King Jr. Este puede ser el chispazo”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2