×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
17 Octubre 2018 04:00:00
Sarcasmos
CARTA DE MORELOS

Del 12 de diciembre de 1815 de José María Morelos y Pavón al virrey Félix María Calleja del Rey Bruder Losada Campaño y Montero de Espinosa: “A diez días de su sacrificio, José María Morelos escribe a Calleja denunciando los lugares donde los insurgentes tienen o se surten de material bélico.

“México, 12 de diciembre de 1815.

“Excmo. Sr.

“El que suscribe, declara a V.E. otras breves noticias de que se ha acordado, y son:

“En la garita que está cerca de Acapulco, en el Camino Real, a pocos pasos y a la derecha yendo de México, hay más de 600 quintales de cobre en barra, el que está medio cubierto con tierra y basura.

“En el primer charco al norte del Castillo de Acapulco. junto a Los Hornos, se echó mucho cobre y fierro.

“En el remate de la mina que se dirigía al mismo Castillo, se ocultó la mayor parte de la bala de todo calibre.

“En las zanjas que se hicieron del padrastro al rastrillo para avanzar al Castillo, se cubrió con tierra y basura porción de bala grabada y cobre; y en los pozos, pozo abajo del padrastro y al mismo rumbo de la ciudad, se echaron cobre y campanas.

“Otras campanas medianas se repartieron a los pueblos de Tesca, Coyuca, Tec-pan, y puede que a otros que no sé si ocurrieron. En el punto del Veladero se hizo igual entierro de cobre, fierro, acero y estaño, pero no supe el sitio fijo y pueden saberlo aquellos vecinos.

“El metal de plata, y puede que algún fierro de las minas y haciendas del Real de Tepantitlan, se está pasando a este lado derecho del río Grande para realizarse, y de esto sabe Pablo Galeana y otros.

“Los insurgentes de todo ese rumbo y los de Valladolid, Mescala y Zacapu, no tienen más plomo que el que se consigue de las minas del Limón, cerca de Mescala, camino de México para Acapulco; y de las minas de Curucupaceo, jurisdicción de Etuquaro, cerca de Valladolid: y es conveniente penar a aquellos mineros para que no vendan el plomo a los insurgentes, etcétera.

“De estas últimas, se habilita con escasez el Fuerte de Cóporo.La mayor parte de salitre se toma de las jurisdicciones de Huetamu y Cuzamala; y la mayor de azufre de las jurisdicción de Tajimaroa.

“Las fundiciones de fierro y acero están en la jurisdicción de Huetamu, aunque también están sacando en Quacoman.

“En la jurisdicción de Ario, cerca del volcán de Joruyo, están las minas de cobre, y son las más abundantes y de donde los insurgentes se están surtiendo.

“En Huetamu, los padres Díaz, un Herrera, un Vázquez y otros, y lo mismo en los otros pueblos, están tenidos éstos y otros sujetos por contrarios a la insurrección, de modo que casi no hay pueblo donde no haya algunos sujetos de esta clase.

“Las fincas de los valles de Urechu y Tacámbaro sostienen la insurrección del sur de Valladolid, como las del valle de Guencio a Cóporo.

“Aquéllas pueden lograrse a favor de las tropas del rey, con su destacamento en Ario; y las otras donde mejor convenga.

“Estas son, Sr. Excmo., las que me han ocurrido, y si me acordase de otras las diré para que V.E. haga el uso conveniente.

“Dios guarde a V.E. muchos siglos.

“México, diciembre 12 de 1815.

“Excmo. Sr. José María Morelos [rúbrica]”.

Fuente: Ernesto Lemoine Villicaña. Morelos, su vida revolucionaria a través de sus escritos y de otros testimonios de la época. Universidad Nacional Autónoma de México. Primera edición. México, 1965. p. 647-650. Nota de Ernesto Lemoine Villicaña: Archivo. 

Morelos fue fusilado el 22 de diciembre de 1815. 
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2