×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
26 Octubre 2018 04:00:00
Sarcasmos
MIGRANTES CENTROAMERICANOS

Enarbolan banderas de Honduras y cantan en hondureño el Himno Nacional de Honduras, pero queman la bandera gringa y despotrican contra el imperio. Todo muy normal. ¿Pero salen de Honduras, que tildan de infierno, para meterse en EU, que ven como paraíso? Un caso perfecto de congruencia.

KHASHOGGI

Me doy. Ya no hay a qué fuente creerle; me confieso total y completamente confundido.

Te hundes durante horas, días, meses, años, respecto de cualquier tema-punto-evento... y cada vez estás (estoy) más hecho bolas. En fin, en consecuencia todo lo que sigue es pura especulación, ya que nadie es de fiar: todo es un juego de espejos donde nada es lo que parece.

Estamos en una guerra donde todos (los diferentes bandos: gringos, turcos, rusos, sauditas, chinos, ingleses, israelíes, etc.) quieren engañar a todos los demás (y por supuesto a sus víctimas, errrr, el público baboso que leemos-vemos sus comunicados pagados-sesgados. Tomemos por ejemplo el caso de Jamal Khashoggi, y te repito: todo cuanto sigue (hoy y en el futuro) es pura literatura de ficción, no periodismo. Lo que casi nadie menciona son los datos más importantes. Jamal Khashoggi era (o es: hay fuentes que afirman que sigue vivo y/o que el cadáver desfigurado que “encontraron” cerca del consulado, no era el real Khashoggi sino un look-alike) sobrino del fallecido Adnan Khashoggi, el multimillonario traficante de armas internacional.

Don Jamal no era (o es) el oscuro opinador del Washington Post (un supuesto vocero del Deep State) que los presstitutos dicen; en verdad don Jalal tenía (o tiene) muchos años como agente de los servicios de espionaje y de seguridad sauditas (por eso lo torturaron-mataron o, por el contrario, lo están escondiendo), y era amigo del príncipe Tallal, el principal enemigo del actual príncipe mandamás (que está embarcado en una embestida mundial de relaciones públicas que le está costando un dineral).

Otras versiones publicadas: el príncipe MBS ya no es el original sino un clon creado para sustituirlo tras su asesinato en un golpe de estado en abril que los presstitutos no reportaron. A los sauditas se les protegió con todo de los vaivenes del 9-11, tras 3 mil 16 gringos muertos, ¿y en cambio se les quiere linchar por este muerto o supuesto muerto que ni era (o es) ciudadano gringo ni fue capturado, torturado y dizque muerto en territorio gringo? La famosa compraventa de armas gringas a Arabia era (o es), según la fuente, por 10 mil millones de dólares o por 100 mil millones, y está en el fondo de todo este asunto (la vieja fórmula: follow the money). De algún modo, los rusos está liados hasta el cogote en el lío.

Don Adnan tenía el yate privado más grande del mundo; yate que le vendió ¿a quién crees? A Trump (antes de convertirse en político). Y cien etcéteras. ¿Ya estás suficientemente confundido? Te lo dije: una sarta de medias verdades, mentiras completas, hechos enmascarados, torcidos, encerrados en matriushkas dentro de matriushkas dentro de matriushkas. Navegar en internet no te ayuda en nadita a aclarar las cosas; por el contrario, las enreda mucho más. La web ya es main-media y, según Mark Twain, el que no lee la prensa está desinformado, el que sí la lee está mal informado. De modo que resignémonos a no averiguar nunca la verdad de nada y sigamos con la ficción. Hoy más que nunca, escribir es un acto de libertad e imaginación, nada de soñar con reportar hechos.
 
HURACÁN ‘WILLA’

En mi infancia mahatleca, “güila” era un adjetivo que se aplicaba a una mujer flaca y/o a una de cascos ligeros. Y ahora vino “Willa” a poner patas arriba la región.

JUGUETES SEXUALESE

El de sex shops me parece un nombre mucho más honesto que el eufemismo hipocritón de love store. El sexo es una cosa y el amor es otra. A veces el amor (sentimiento) viene con sexo (instinto) y a veces no.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2