×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
30 Octubre 2018 04:00:00
Sarcasmos
COLAPSO

Simon Black: “Los mercados bursátiles de todo el mundo siguen en la montaña rusa. Han ‘perdido’ casi $7 anglotrillones en valor desde fines de septiembre. No había nada en especial que hiciera que las acciones cayeran.

Los inversores se están poniendo nerviosos. Y con buena razón. Las tasas de interés están subiendo, son inminentes las elecciones legislativas (en EU), estamos al borde de una guerra comercial con China, el mundo se está ahogando en deuda, muchos países están en el umbral de la quiebra, etc.

O sea, nada en especial. Desde hace meses les he estado advirtiendo que vendan algunas acciones y bonos sobrevalorados, que recauden algo de efectivo y se pongan a la defensiva en caso de que veamos que el mercado se desploma, o una corrección rápida como la que estamos experimentando.

Esos mercados han borrado todas sus ganancias del año: el S&P 500 está casi un 10% por debajo de su máximo del 20 de septiembre. El Nasdaq ha entrado oficialmente en territorio de corrección, un 12% menos que su récord. Pero esta liquidación podría ser solo el comienzo. Las acciones siguen siendo caras. Los bonos siguen siendo caros. Las propiedades inmobiliarias siguen siendo caras”.

DETERIORO

“El almuerzo gratis tiene un atractivo eterno. Pero ponlo en el menú y nunca sale. ‘La democracia nunca dura mucho’, advirtió John Adams hace mucho tiempo. ‘Pronto se degrada, se agota y se suicida’. Pero, ¿está necesariamente en la naturaleza de las democracias agotar las finanzas de la nación para conseguir un lunch gratis? Tal vez no sea culpa de la democracia como tal, sino del carácter de un pueblo en particular.

La antigua Atenas –una verdadera democracia por derecho propio– acumuló un vasto tesoro público en su Edad de Oro. Ese tesoro permaneció sin ser tocado hasta el momento de la guerra, a pesar de que estaba allí a disposición.

Los ciudadanos de Atenas tenían la facultad de otorgarse a sí mismos el maná. Pero no lo hicieron. Freeman Tilden, en su olvidada obra maestra de 1935, ‘Un mundo en deuda’ nos recuerda que los atenienses tenían en su ciudadela más de 10 mil talentos de plata (aproximadamente $165 millones de dólares en 2016 ); y lo que es más significativo, no aprovecharon los recursos hasta que fueron obligados por la necesidad de la guerra.

Tilden citó al filósofo británico del siglo 18, David Hume, sobre el personaje ateniense: ‘¡Qué gente tan ambiciosa y de gran espíritu era esto, para reunir y mantener en su tesorería una suma que todos los días estaba en poder de los ciudadanos, por un solo voto, para distribuir entre ellos!’.

Tampoco Atenas se metió en la estafa cuando estaba en una mala posición: no se recortaban monedas, no se degradaba la moneda. Tilden: Los demócratas más brillantes que jamás hayan vivido, los atenienses, cometieron trágicos errores de política, pero con todos sus errores, los atenienses nunca, como hombres libres, se entregaron a la locura final de degradar su moneda: nunca se convirtieron en estafadores.

Atenas conoció el auge comercial estableciendo un buen crédito y salvaguardando el honor de su moneda. En los años más terribles de su historia, cuando el tesoro estaba vacío en efecto se vio obligada a lanzar monedas de oro y bronce de emergencia, pero nunca consintió en rebajar su moneda”.
 
COMERCIO INTERNACIONAL

Arnulfo R. Gómez dice que la experiencia de México, en este aspecto, es desastrosa: “Sin duda, es necesario revisar la política de fomento, de competitividad y de comercio exterior a fin de revertir los pésimos resultados que alcanzan un déficit con 40 países de los 54 con los que han firmado TLC por un total de –784 mil 630 millones de dólares, equivalente al 69% del PIB total de México en el año 2017.

Histórico también resulta nuestro PIB per capita, pues en el 2017 fue mil 597 dólares menor que el que tuvimos en el año 2014. Una caída de -17% en tres años”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2