×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
27 Diciembre 2016 04:00:00
Sarcasmos
El siglo 20 vio el desarrollo de tres tendencias cruciales: la consolidación de la democracia o el poder del pueblo, la consolidación del poder corporativo o el poder de la plutocracia, y la consolidación de la propaganda para defender al poder corporativo en su eterna lucha contra la democracia.

TRUMP Y LA FRONTERA

A los convencidos de que en el norte hay puros blancos desempleados buenos y en el sur puros mafiosos mexicanos malos, les convendría ver esta película, para algunos la obra maestra de Orson Welles: “Touch of Evil (en Argentina y en España, Sed de Mal; en México, Sombras del Mal). Es una película estadunidense de 1958. Para muchos críticos, este es el último gran filme del periodo clásico del cine negro estadunidense. Sinopsis: Mike Vargas (Charlton Heston) y Susan Vargas (Janet Leigh) son una pareja de recién casados formada por un policía mexicano y su mujer estadunidense que interrumpen su viaje de luna de miel después de presenciar en la frontera la explosión de un auto conducido por un mafioso de la droga. El caso lleva al policía Vargas a trabajar en la investigación junto a Hank Quinlan (Orson Welles), un corrupto y obeso jefe de la Policía estadunidense que no duda en fabricar pruebas falsas para acusar a un joven que él cree culpable de colocar la bomba. Vargas sabe que las pruebas no son reales e inicia su propia investigación, donde descubre que Quinlan y unos mafiosos fronterizos están directamente relacionados con el asesinato. Susan cae en las manos del grupo de mafiosos fronterizos. La mujer es drogada y usada para desprestigiar al correcto Vargas, con el fin de que este desista de su investigación. Vargas inicia una carrera contra el tiempo en la que acumula las pruebas suficientes para desenmascarar al sucio jefe Quinlan y así salvar a su esposa. Al final, Tanya (Marlene Dietrich) una misteriosa y enigmática gitana que en el pasado tuvo una relación con Hank Quinlan, presagia el triste y fatídico final de este”.
 
ENCARRERADOS AL PRECIPICIO

Algunos lo ven como tragedia; tal vez es un paso evolutivo. Algunos lo ven como pérdida de empleos; tal vez es un saludable salto tecnológico.

Numerosas automotrices gringas de autos anuncian cierres de fábricas con más de 10 mil trabajadores afectados. La alta paridad del dólar con respecto de otras monedas está golpeando la exportaciones y encareciendo las importaciones de este sector y de la economía de EU en general. Ford ha cerrado cuatro plantas debido a la caída de las ventas, y General Motors y Fiat Chrysler ya anunciaron planes para cerrar siete plantas en Canadá y EU.

Todas esa marcas se enfrentan a inventarios abultados al tiempo que las ventas decrecen y la relación entre ambas variables está por arriba de tasas sólo inferiores a la de la crisis de 2008: mientras que durante 2012 y 2013 fue de 1.5:1 (un auto y medio en inventario por cada auto vendido), está hoy entre 1.75 y 1.80. Este deterioro se aquilata mejor en unidades.

Por ejemplo, el inventario de vehículos de General Motors en agencias distribuidoras cerró noviembre en 874 mil 162 carros, un 26.5% arriba del mismo mes del año anterior y el número más alto desde el shock de 2008. Todos esos cierres anunciados son en Canadá y EU, pero ninguno en México. Me imagino que esto no tiene nada contento a Trump y me temo que alguna embestida de su parte habrá que esperar. En fin, lógico.

En cuanto al salto tecnológico, las ventas de vehículo eléctricos registran números 40% por encima de sus marcas del año, a pesar de que las ventas de autos en general son decepcionantes. Se estima que este giro tecnológico creará en el mercado internacional un sobrante de 2 millones de barriles (no demasiado significativo) y en cambio genera un faltante de 8.5 millones de toneladas de cobre. Lo normal, pues: toda alteración tecnológica produce un cambio en el consumo de materias primas.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6