×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
03 Enero 2017 04:00:00
Sarcasmos
Mexicanos: no nos dejemos engañar con eso del gasolinazo. Quieren distraernos de algo mucho más importante, y es a eso que debemos oponernos con marchas, paros, toma de oficinas públicas y acciones de resistencia civil semejantes, porque lo que realmente pretenden subir es el precio de la cerveza. ¡Y eso sí no puede perdonarse!

PRICE DISCOVERY

Me llega este sabroso texto, sin autor identificado. “En finanzas, el término ‘descubrir el precio real’ se define así: Descubrir el precio real se refiere al acto de determinar el precio correcto en el mercado de valores, de un título de crédito, una materia prima, un bien o un servicio, mediante el estudio del mercado de la oferta y la demanda y demás factores que influyen en las operaciones de valores. Esto es algo que espero fervientemente que algún día, antes de exhalar mi último suspiro, regrese formalmente al mundo de las inversiones tales como acciones, bonos, materias primas y divisas. Así que, buscando ilustrar lo que es descubrir el precio real, me encontré con esta anécdota que el famoso Art Cashin contaba hace muchos años y que espero que disfruten.
Los dos personajes principales de este relato intemporal son Charles Lewis Tiffany y John Pierpont Morgan. Siendo como era un joyero tan astuto, el Sr. Tiffany sabía que el Sr. Morgan tenía una marcada afición por los pisacorbatas de diamantes. Un día (circa 1870) Tiffany se encontró con un pisacorbatas muy poco común y extraordinariamente bello. Como era costumbre en aquel entonces, mandó un mensajero a la oficina de Morgan con el pisacorbatas envuelto elegantemente en una caja de regalo azul color huevo de petirrojo, con la nota siguiente:
‘Mi estimado Sr. Morgan. Conociendo su gusto excepcional por los pisacorbatas, le envío esta pieza rara y exquisita para su consideración. Debido a su rareza, tiene un precio de $5,000. Si escoge aceptarlo, le ruego enviarme a su mensajero mañana a la oficina con su cheque por $5,000. Si escoge no aceptarlo, puede regresarme el pisacorbatas con su mensajero’. Al día siguiente, el mensajero de Morgan llegó a Tiffany’s con la misma caja en otro envoltorio y con otro sobre diferente. En ese sobre había una nota que decía: ‘Estimado Sr. Tiffany. El pisacorbatas es verdaderamente magnífico. El precio de $5,000 puede ser un poco exagerado. Le adjunto un cheque por $4,000. Si escoge aceptarlo, devuélvame la caja con mi mensajero. Si no, devuélvame el cheque y él le dejará la caja.
Tiffany se quedó mirando fijamente al cheque durante varios minutos. Efectivamente era mucho dinero. Pero él estaba convencido de que el pisacorbatas valía los $5,000. Finalmente le dijo al mensajero: ‘Le puede devolver el cheque al Sr. Morgan. Mi precio era en firme’. Así que el hombre tomó el cheque y colocó la caja envuelta para regalo sobre el escritorio de Tiffany. Tiffany se quedó un minuto pensando en el cheque que había devuelto. ¿Había hecho bien? Luego desenvolvió la caja para retirar el pisacorbatas. Cuando abrió la caja se encontró, no con el pisacorbatas, sino con otro cheque de Morgan por $5,000 y una nota con una sola frase: ‘Sólo estaba verificando el precio’”.

CRISTINA

Otra socialista “que nació para ayudar al pueblo” enriquecida hasta el delirio. La justicia ordena un embargo de 635 millones de euros sobre los bienes de Cristina Fernández de Kirchner. Lo saben bien tanto los “ricos explotadores” como los “salvadores sociales”: el mejor negocio son los pobres.

PRÓSTATA

Me dice un amigo sobre mi cirugía de entrepierna: “Ahora sólo tienes que ensayar el soliloquio reflexivo de Hamlet: To pee, or not to pee, that’s the question”.

Yo tenía razón. Eso de que la resección transuretral es una cirugía “ambulatoria” y te puedes ir a casa a horas de la operación o cuando mucho tras una noche de hospital ¡son zarandajas irresponsables! Leo en este texto mucho más realista: “La resección transuretral exige un ingreso hospitalario de entre cuatro y cinco días”. (http://inmedicina.org/postoperatorio-luego-de-una-reseccion-transuretral-de-la-prostata)

OOOOOOMMMMMM

Recuerda meditar cuanto puedas, cuando puedas.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add