×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
04 Enero 2017 04:00:00
Sarcasmos
“Así que van a Belén”. “Sí”. “A adorar al Niño Dios”. “Sí”. “Desde tierras remotas”. “Sí”. “Sobre un camello, un caballo y un elefante”. “Sí”. “Llevando oro”. “Sí”. “Siguiendo una estrella”. “Ajá”. “¡Soplen en el alcoholímetro!”.
 
BOLSA

Conforme a lo planeado, el absolutamente manipulado, irrelevante y mentiroso índice Dow-Jones (DJIA) ha de llegar en estos días a 20 mil puntos para despedir a Obama con bombo y platillo (y por el contrario emboscar a Trump en cuanto este asuma el poder para “demostrar” que sus políticas son desastrosas, mientras las de Obama eran maravillosas), y el establishment echa las campanas al vuelo porque “confirma” su híper megamentirota de que la economía está en “recuperación”, cuando la realidad es que lleva años en recesión-depresión (8 años para algunos, 15 años para otros). Y es que ¿qué son hoy realmente las bolsas de valores? ¿Mercados honestos donde los inversionistas compiten libremente vendiendo y comprando acciones –oferta y demanda en acción– según sus apreciaciones (codicia en los auges o pánico en los desplomes, básicamente) del estado de la economía y las empresas? No, para nada; ese es un cuento de los tiempos anteriores a la rigged-era de las computadoras. Los mercados bursátiles actuales son manoseados jueguitos tipo Monopoly en los cuales 100 mil computadoras (no seres humanos) apuestan constantemente 24/7 unas contra otras, en nanosegundos, por trillones de dólares y de movimientos al día.
 
HOLLYWOOD

Con esto de la aprobación de la siembra y comercio legal de mariguana en California, el famoso letrero en la colina de Hollywood (bosque sagrado) ha sido clandestinamente cambiado a Hollyweed (hierba sagrada). Esto ya fue hecho hace exactamente 41 años, y por la misma razón: “El cartel, víctima de numerosos actos de vandalismo, fue cambiado para que mostrara la palabra Hollyweed el 1 de enero de 1976 por otro hombre, Danny Finegood, quien quiso conmemorar la entrada en vigor de una ley que despenalizaba la posesión del cannabis en California”.
 
POBLACIONES ARMADAS

La sociedad gringa es la segunda más armada per cápita del mundo. ¿Pero sabes cuál país ocupa el primer lugar en este ranking? No, no Suiza (aunque se acerca), sino Yemen. (Por cierto, ¿qué ha pasado con la inexplicada invasión de ese país por su vecina Arabia Saudita? La prensa no la reporta más.)

DESARMES

Al respecto, ¿sabes cuántas armas tipo militar había en manos rebeldes en Irlanda del Norte, durante los 40 años que duró el movimiento rebelde del IRA? No más de 200. Y con ese escuálido arsenal los rebeldes irlandeses mantuvieron durante todo ese tiempo a raya a un cuarto del Ejército de Inglaterra, en un territorio de miserables 14 mil kilómetros cuadrados (la mitad del estado de Nayarit). En contraste, ¿sabes cuántas armas de ese tipo hay en posesión de los ciudadanos gringos, bien guardaditas en sus domicilios, la mayoría de ellas no registradas? Se estima que una por cada hombre, mujer y niño en EU. Esto es, 320 millones: millón y medio de veces más que en Irlanda (y en un territorio 700 mil veces más extenso e incomparablemente más accidentado y diverso). Entonces, ¿quieres decirme cuál es la probabilidad de que el Gobierno de EU logre desarmar a esa población, como lo intentó Obama durante sus 8 años con todo su poder, y antes de él Michael Moore con su archimañosa película de 2002 Masacre en Columbine (por cierto, evento también manipulado, tipo false-flag, como tantos otros similares, se afirma en medios conspiranoicos)? En efecto: la probabilidad es de una en varios cuatrillones; en términos prácticos, ninguna. Además, con la impresión en 3-D cualquiera puede ya fabricar sus propias armas; esto multiplica al infinito el problema y lo vuelve absolutamente irresoluble. O sea, no hay la menor posibilidad de controlar este fenómeno, por coacción y desde arriba, entre una población tan numerosa, armada y belicosa como la gringa; lo único viable es confiar en la sensatez de la población y evitar provocarla. Esto es, recurrir a la política, no a la fuerza.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6