×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
10 Enero 2017 04:00:00
Sarcasmos
Mientras otros se quejan de la vida, de la crisis y del gasolinazo, yo estoy aquí sentado en un sofá que cuesta 26 mil 400 pesos, con las patas sobre un taburete que cuesta 2 mil 500 pesos, disfrutando de un calefactor prendido que cuesta 12 mil 900 pesos, pisando una alfombra que cuesta 3 mil 300 pesos y viendo una película en una pared llena con 12 televisores Full HD de 58 pulgadas, que cada uno cuesta 38 mil 700 pesos. Y nada me incomoda, ni siquiera los empleados de Palacio de Hierro que me miran feo, como queriendo que me salga de la tienda.

GASOLINAZO

Nos recuerda Fernando Amerlinck: “La gasolina sube de precio, pero nada que ver con el auténtico gasolinazo del 1 de diciembre de 1982 cuando entró de presidente Miguel de la Madrid. Subió la gasolina lo doble: un liso y llano 100%. ¿Cuál de los indignados antipeñistas se acuerda de eso?”.

Pero entonces el sistema político sabía cómo controlar las cosas y el pueblo estaba descoordinado; hoy el sistema es inepto y el pueblo se comunica entre sí al instante a través de internet. El resultado es que el país se incendia: más de mil tiendas saqueadas y/o vandalizadas en un solo día. Quien crea que estas acciones tan bien coordinadas, no fueron centralmente orquestadas, se merece un premio a la ingenuidad. La gente está encabronada y el pasto está seco, cierto, pero tanta sincronía es demasiado sospechosa; esto está orquestado. ¿Por quién?

Escoge: el crimen organizado, la CIA, el propio Gobierno, la izquierda radical… Antes había un interés mundial en mantener las cosas más o menos sujetas; hoy hay muchos intereses globales, muy poderoso, empeñados en reventar el mundo entero y armar caos en todas partes, de preferencia antes que Trump asuma el poder.

THE BUSINESS OF AMERICA IS…

Andrew J. Shapiro, el subsecretario de Estado para asuntos políticos y militares bajo Hillary Clinton, dijo el 1 de junio de 2012: “El propósito del Departamento de Estado es vender armas”. ¿No te dice algo esta extraña declaración sobre los fines reales de esa oficina durante el periodo 2009-2013?

EXPRESIDENTES

¿Alguien duda todavía de que Trump sabe defenderse de cualquier amenaza potencial? Quesque los exmandatarios gringos no querían asistir a la toma de posesión de Trump, como “gesto de protesta”. Pero al parecer les torcieron el brazo y ahora todos los 5 1/2 aún vivos (los dos Bush Sr y Jr, Carter, Obama, y los dos Clinton) van a estar sentaditos y bien vigilados en la primera fila desde primera hora. Los conspiranoicos dicen que la explicación es simple y obvia: si de casualidad alguno de ellos o de sus esbirros quiere matar a Trump con el estallido de una bomba por ahí, a todos los presentes se los carga el pintor. Suena a película de la serie Duro de Matar, pero a estas alturas ya creo cualquier cosa.

HACKERS RUSOS

Y dale con la vacilada de que los rusos jaquearon la elección gringa, ventilaron imeils comprometedores contra el partido Demócrata y su candidata Hillary, y eso inclinó la votación a favor de Trump. A ver, a ver, esa acusación es idiota, por decir lo menos. Nadie ha cuestionado la veracidad de dichos imeils, ¡cuando eso es lo único importante! Si la acusación es que los rusos le revelaron la verdad al electorado gringo, ¿no debería ser eso motivo de encomio en vez de reprobación? Aunque todo sugiere que los rusos no tuvieron nada que ver; los imeils demoledores fueron filtrados y no jaqueados (y eso es justamente lo que Julian Assange, director de la fuente Wikileaks, afirma).

Es decir, esos mazazos informáticos fueron producto de un inside job, no de una incursión extranjera. Fuego amigo, que le llaman. En todo caso, la mínima sensatez recomendaría dar una medalla al autor de dichas filtraciones, en vez de candidatearlo para la picota. Es la vieja historia: el mensaje es desagradable aunque cierto, por lo tanto hay que matar al mensajero. Así Putin resulta una especie de whipping boy renuente.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6