×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.
Imprimir
17 Febrero 2017 04:00:00
Sarcasmos
¡¿Cómo es que cuando estás bien de salud piensas en todo menos en tu salud; y cuando pierdes la salud, en lo único en que piensas es en tu salud?
 
DESCONECTADO

A propósito de la decisión de salvaguardar mi tranquilidad mental y emocional al tratar de mantenerme tan al margen del entorno como me sea posible, recuerdo que Voltaire, sabio entre los sabios, recomendaba dejar pasar de lado los vaivenes cotidianos y “dedicarse a cultivar el propio jardín”. No puedo darme tanto lujo (entre otras cosas porque no tengo jardín), pero procuro acercarme a él lo más posible. Encuentro tristísimo el “Sino Fouché” (aquel tenebroso jefe de la Policía de Napoleón), quien decía que el policía político se encarga principalmente de los asuntos que le conciernen, y secundariamente de los asuntos que no le conciernen. En vez de ese vicio de entrometimiento existencial, evoco el famoso consejo del fraile agustino Luis de León (circa 1570): “¡Qué descansada vida / la del que huye del mundanal ruido / y sigue la escondida / senda por donde han ido / los pocos sabios que en el mundo han sido!”. O los versos que escribió en la pared de la prisión que injustamente lo albergó 4 años: “¡Dichoso el humilde estado / del sabio que se retira / de aqueste mundo malvado, / y, con pobre mesa y casa, / en el campo deleitoso, / con sólo Dios se compasa / y a solas su vida pasa, / ni envidiado, ni envidioso!” También los orientales, por supuesto, predican desde hace milenios el principio de la ecuanimidad upekkha (que es calma concentrada y comprometida, NO indiferencia, armonía o equilibrio interior, paz en medio de la tormenta sin huir de ella). Y finalmente (regreso a mi guarrez esencial, pues tanto misticismo me marea) evoco la prudente frase: “De todos mis problemas, el 10% me los causo por pendejo y el 90% por metiche”. 
 
FAKE NEWS

Lo dijo Joseph Goebbels, ministro nazi de propaganda (doctor en Filosofía, escritor frustrado): “Déjenme controlar las noticias y convertiré cualquier nación en una manada de cerdos”. En el mundo actual (tanto en las dictaduras abiertas como en las dictaduras solapadas o dizque “libres”), las noticias son meticulosamente controladas. Saca tus conclusiones.

EL CORAZÓN ES UN RESORTE

Este nuevo libro de Pablo Boullosa (1963) es una lectura indispensable si te interesa el tema educativo. Subtítulo: Metáforas y Otras Herramientas para Mejorar Nuestra Educación (Ed. Taurus, 2016). Te lo recomiendo. Trata esencialmente de la esterilidad –ausencia de valores– que prevalece en la educación no sólo de México, sino de todo el mundo. “Para convertirnos en mejores versiones de nosotros mismos, para ampliar nuestro mundo y mejorar nuestras posibilidades, necesitamos aprovechar las herramientas que están a nuestro alcance. En este libro, Pablo Boullosa propone que las herramientas más importantes no son deslumbrantes dispositivos electrónicos, sino recursos de nuestro inventario lingüístico, imaginativo y emocional. Las metáforas son medios excelentes para comprender la realidad y compartirla; las historias hacen las veces de laboratorios existenciales, y el diálogo interior nos ayuda a fortalecer nuestra voluntad. Partiendo de la base de que los ideales de la educación deben vincularse a lo mejor de nuestra cultura y a lo que ha probado tener éxito, este volumen ofrece nuevas propuestas educativas, sencillas, económicas y practicables por todos, que harán que muchos se pregunten: ¿así que todo esto teníamos a la mano y no lo sabíamos? El corazón es un resorte, es un elogio del optimismo, la profundidad y la memoria. Es un libro esperanzador, que nos recuerda que nuestra inteligencia y nuestras aptitudes son mejorables y expansibles”.
 
INTERESES NEGATIVOS

Dime si este concepto no es delirante y absurdo. Hoy hay ciudadanos en Suiza que habitan casas que compraron mediante hipotecas con intereses negativos. Es decir, esas buenas personas pidieron dinero prestado a los bancos para comprar esas casas, se mudaron a vivir en ellas y ahora reciben cada mes un chequecito por ese contrato. Bienvenidos al manicomio financiero global.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add