×
Teresa Guajardo Berlanga
Teresa Guajardo Berlanga
ver +

" Comentar Imprimir
10 Enero 2018 04:00:00
Se acabó el tiempo
Todas aquellas personas que disfrutan el cine y la televisión saben que durante el fin de semana pasado se celebró en Estados Unidos la ceremonia de los premios Globo de Oro. La edición de este año fue diferente a todas las demás, la mayoría de los asistentes, actores y actrices de todas las edades, vistieron de negro. Es importante aclarar que esto fue más que una tendencia de temporada; el color significó el apoyo de estas personas reconocidas en Hollywood a una de las causas sociales más importantes de la actualidad. Este movimiento en contra del acoso y abuso sexual llamado Time’sUp, fue presentado por más de 300 mujeres de la industria del entretenimiento de nuestro país vecino, la iniciativa es la continuación de un movimiento similar iniciado hace algunos años.

Se preguntarán cuál es la relevancia tanto del movimiento como de las actrices y su ropa en nuestro país, la respuesta es que en México aún sufrimos desigualdad de género y abuso por parte de empleadores a mujeres trabajadoras en todas las industrias.

Un problema importante en nuestro país es la profunda brecha salarial existente entre hombres y mujeres. A pesar de que las mujeres representan más del 40% de la población económicamente activa, aun ganan en promedio, entre 6 y 8% menos por desempeñar el mismo trabajo. Por otro lado, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, en nuestro país sigue habiendo elevadas tasas de violencia doméstica y en espacios públicos además de que el acceso a la justicia es desigual.

Otra de las problemáticas sociales más alarmantes que aún se viven en México es la violencia sexual. Un dato inquietante es que, según estadísticos presentados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, solamente en la primera mitad del año pasado la tasa de este delito aumentó en 6.2% en comparación al mismo periodo del 2016. Esta cifra refleja que en promedio y a nivel nacional, se presentan 92.4 denuncias diarias. Sin embargo, el INEGI estima que más del 90% de los delitos no se denuncian o se registran. Además, según la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el 80% de quienes sufren estas transgresiones son mujeres. En el 2017 y en el caso particular de nuestro Estado, la tasa fue de 16.4 delitos por cada 100 mil habitantes.

No todo es malo: México ha implementado numerosas políticas a favor de la defensa de los derechos de las mujeres; sin embargo, tenemos un largo camino aun por recorrer. Ahora que estrenamos administración y que hemos ido construyendo poco a poco la sociedad en la que deseamos vivir, es momento de exigir la promoción y el cumplimiento del derecho a la igualdad de género, dejar estereotipos atrás y realmente adentrarnos en la cultura de la equidad. Invito a todos, hombres como mujeres, a promover una vida de respeto.

A todas aquellas costumbres obsoletas y a todos los casos de delitos de esta y otras índoles debemos decir basta. Ahora sí, a la violencia y la opresión se les acabó el tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2