×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
27 Agosto 2018 04:06:00
Se desgrana la mazorca
Además del clásico “se desgrana la mazorca” –que alude a la pérdida de unidad en un grupo político–, en el Gobierno del presidente López también veremos reacomodos propios de las distintas ideologías e intereses opuestos que cohabitan en el “mazacote” llamado Morena.

Por eso –con otro clásico del refranero político–, también se puede decir que “al andar de la carreta se acomodan las calabazas”. ¿Por qué? Porque una vez que arranque el nuevo gobierno veremos reacomodos impensables y enroques increíbles.

Y también por ello nadie debe asustarse porque en Morena y en el nuevo gobierno sea común ver fugas como la de Tatiana Clouthier, panista de temporal y heredera de la potente memoria de luchas democráticas que nada tienen que ver con el Gobierno del presidente López.

Y es que –como aquí lo dijimos repetidamente–, el caso de “Tatis” y de otros oportunistas no sólo confirma que la mazorca empezó a desgranarse por el flanco más débil –el de la derecha aliada de Morena–, sino que pocos políticos de derecha resistirán la regresión antidemocrática que propone el nuevo gobierno.

Y podrán decir misa los que justifican a Tatiana; podrán engañar con la fuga de “Tatis” utilizando la zanahoria de la “unidad familiar” y hasta en tono confesional podrán esgrimir las prioridades de una madre y su familia.

Lo cierto –sin embargo–, es que para “Tatiana” y para los Clouthier resultó “intragable” buena parte de la propuesta del nuevo gobierno.

Y si dudan, va una joya.

Luego de las recientes escaramuzas “lopistas” con los medios –que van desde el aplauso a periodistas “bienportados” hasta el control autoritario de la información–, los Clouthier recordaron una de las lecciones más importantes de su padre, el “Maquío”.

Resulta que en la campaña de 1988, Manuel Clouthier encabezó un boicot publicitario contra los medios –Televisa y otros concesionarios–, para forzar la apertura de informativos estelares para los candidatos opositores.

El boicot consistió en marcar los billetes con leyendas como “no veas los Canales de Televisa” –entre otros–, al tiempo que el propio “Maquío” encabezó una protesta frente a Gobernación y Televisa, con la boca tapada con un pegote alusivo a la censura mediática.

La original protesta dio la vuelta al mundo porque era parte de la Protesta Civil Pacífica que en aquellos años recorría el mundo y que incluso fue copiada por Cuauhtémoc Cárdenas.

El boicot ganó y Televisa y los grandes diarios abrieron espacios a la campaña del PAN y de Clouthier.

¿Cuántas contradicciones debía tragar “Tatis en Gobernación”? Por eso, para no incurrir en todo aquello contra lo que luchó su padre, la panista prefirió la comodidad de una curul. Pero es apenas “la punta de la madeja”.

Pronto veremos que otros aliados del Gobierno de Morena, salidos de la derecha, la derecha extrema y la izquierda histórica, también le harán gestos a las “ruedas de molino” que deben tragar para mantenerse en el primer círculo del próximo gobierno. La desbandada apenas empieza.

Al tiempo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2