×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
21 Agosto 2017 04:00:00
Se perdió el arte de robar
“Monkey see, monkey do” un dicho muy famoso gringo para dar a explicar que la imitación no es buena ya que tiene dos caminos, una es la razón estúpida y la otra imitación solo por instinto.

Un dicho que le queda cada vez más a los funcionarios mexicanos en donde han dejado claro a la ciudadanía que estos políticos han demostrado que no existe partido alguno que dentro de sus militantes que pueda presumir de total honestidad y honorabilidad una vez que ha entrado al sistema político del país.

Se ha hecho costumbre que durante las campañas a cuando van a ser electos aplican el dicho “prometer no empobrece a nadie”, así que siguen prometiendo y traicionando a todo aquel que se le cruce en su camino, incluso a su propia gente de confianza, que les dan solamente largas para mantener la esperanza.

Pero una vez ya sentados en el poder van imitando lo que sus antecesores homólogos han venido haciendo durante años y que siempre sale a la perfección: robar.

Antes el “arte de robar” se hacía de manera discreta de tal manera que cuando terminaran su cargo político simulara total honestidad y transparencia de tal manera que la gente pensara que, así como entraron con una mano por delante y otra por atrás, así mismo salen, además con la frente en alto.

Sin embargo, en la actualidad se ha convertido la política en un medio no solo para beneficio propio de buscar su enriquecimiento y poder, sino también con el cuento de que nuestras autoridades locales, estatales y federales nunca pueden hacer nada al respecto en el tema de la impunidad que es lo que prevalece ante no tan nuevos políticos delincuentes, sino cada vez más descarados.

Algunos son descubiertos durante su ejercicio de trabajo político, pero otros por lo general al momento que terminan se descubre todo, pero cual quiere que fuera los casos, tarde o temprano siempre se sabe.

No existe ningún rincón en nuestro país en donde no existiera políticos que han tomado de profesión las funciones públicas para solo enriquecerse, incluyendo nuestra propia entidad.

La lista es larga, pero tampoco hay necesidad de mencionarla porque esos nombres ustedes ya saben quiénes son, y no tiene caso repasar lo que ya sabemos porque la gente está cansada de lo mismo y sin resultados.

Porque como siempre todo lo que sucede en este país corruptible porque con dinero baila el perro y seguramente saldrán impunes. Solo es una fachada la contratación de un buen abogado o como otros lo han venido haciendo que contratan despachos jurídicos reconocidos con el erario de las mismas instituciones de gobierno y simplemente le dan su maquillada en esas páginas de Internet donde se presume mucho de la transparencia y queda solucionado todo.

Es por eso que mientras prevalezca la impunidad a servidores públicos y aquellos que gozan de su mejor escudo constitucional que es el fuero, seguirá siendo el chaleco antibalas contra cualquier delito a ser juzgado, y aquellos quienes no lo tienen siempre encuentran una manera para salirse con la suya, porque solamente imitan lo que los otros han venido haciendo para salirse con la suya. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add