×
Autor Invitado
Autor Invitado
ver +

" Comentar Imprimir
18 Abril 2017 04:00:00
» Secreto profesional VIII
OCTAVA PARTE

En la víspera iniciamos un nuevo periplo por España, el anterior en noviembre, por la amable propuesta de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, y en forma particular de su presidente, Juan Carlos Camaño y posterior aceptación del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, participamos como jurado en el muy prestigiado Premio de Literatura en Lengua Castellana “Miguel de Cervantes”, ahora asistimos, este 19, al almuerzo denominado con “Los Hombres de las Letras” en el Palacio Real, al día siguiente a la ceremonia entrega del “Premio Cervantes”, como es del conocimiento público el galardonado es el escritor catalán, Eduardo Mendoza, este acto se llevará a cabo en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, ambos estarán presididos por los reyes de la nación ibérica. Ya escribiremos y hablaremos de las experiencias que viviremos.

Ante el inminente viaje, no queremos dejar truncado el discurso del catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, doctor Porfirio Barroso Asenjo, titulado: “PERIODISTA, TEOLOGÍA MORAL”, sobre todo porque en ésta y la siguiente entrega damos a conocer su tesis, motivo de la serie: El Secreto Profesional del Periodista.

Antes se refiere al Derecho del Periodista a las Fuentes Informativas y al Derecho de Autor. Sobre el primero nos indica que este derecho es subsidiario del derecho de la información del periodista en su ambivalencia de recibir y dar información. El periodista no puede transmitir información si él no la posee, si sus fuentes de información están cerradas. El periodista, en virtud del derecho natural a la información, posee igualmente el derecho subsidiario de poder acudir a las fuentes de información.

Si el periodista tiene acceso directo a sus fuentes y participa de modo activo y corporativo con su medio. Al propio tiempo su integridad profesional se verá más respaldada y asegurada, no sufrirá la tentación de caer ni en el pluriempleo ni en la dicotomía. Tampoco caerá en la tentación de soborno o aceptación de cualquier forma de remuneración ilícita directa o indirecta, ni en promover intereses privados contrarios al bien común.

Respecto al Derecho de Autor. El catedrático afirma que todo periodista, en virtud de su profesión, es sujeto del derecho de propiedad intelectual por su trabajo. Este derecho fue reconocido por la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948: “Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que sea autora”.

Concluye el catedrÁtico: El derecho de propiedad intelectual o lo que es lo mismo, el derecho de autor de los periodistas es un derecho intrínseco a la profesión del informador.

Como se puede observar, todos son metas de nuestras luchas gremiales, que tenemos que conquistar. CONTINUARÁ.

Agradeceré sus comentarios y críticas en .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo), .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



top-add