×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
06 Julio 2017 04:00:00
Seguimos improvisando
Qué tan bueno o qué tan malo fue la internacionalización de nuestro país no solo dentro de la economía del mundo sino en todos los aspectos. Si usted considera que en su vida no representa nada, déjeme le digo que está muy equivocado.

Lo vemos actualmente todos los días, tan simple como lo es la liberación de los costos de la gasolina, esa es una consecuencia de la herencia del expresidente Carlos Salinas de Gortari, quien fue el que introdujo a México al mercado internacional, con la única intención de poder ser competitivos internacionalmente.

Fue muy duro el despertar porque a nadie nos gustó saber que estábamos dentro de los últimos lugares antes de que nos internacionalizaran, pero cuando entramos en una libre competencia mundial nos dimos cuenta que éramos de los últimos lugares.

Al día de hoy estamos en un mercado económico flotante con la lupa en donde la evaluación de diferentes rubros deja de ser un tema meramente a nivel nacional, sino que también de diferentes organismos fuera del país.

Desde esa perspectiva la educación pasa a ser un tema con interés y dimensión internacional que instituciones como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y el Banco Mundial, hacen su valoración sobre los límites, indicadores y los resultados educativos que se registran en México, añadiéndose la UNESCO, por el compromiso que a nivel internacional tiene como perspectiva internacionalmente.

No olvidemos que una de la asociación con mayor peso a nivel mundial evaluando la educación indígena, de poblaciones migrantes es la Organización de las Naciones Unidas (ONU), haciendo su análisis estadístico en diferentes puntos de deficiencia en México.

Ninguna de estas organizaciones obliga a nuestro país a tomar decisiones internas, pero no se puede ignorar sus recomendaciones y pasar por alto que la falta de calidad educativa tiene muchos aspectos que atender, pero en gran parte se debe a la apatía de los maestros de someterse a una evaluación de su desempeño académico y profesional.

A pesar de que no es una obligación por ley a tener que presentar el examen aplicado por la SEP del Programa Nacional de la Carrera Magistral y la PRONAP, programa nacional para la Actualización Permanente de los Maestros de Educación Básica en Servicio, existen profesores con posgrados de doctorados que llegaron a presentar el examen obteniendo tres puntos en la evaluación, por no lograr transmitir los conocimientos a sus alumnos.

A pesar de los incentivos promovidos para que los maestros acudan a los exámenes con estímulos económicos de entre veinte por ciento hasta ciento cincuenta por ciento de su salario, le “zacatean” o evaden a presentarlo.

Si los maestros están tronados por ende vamos a tener estudiantes y egresados sin oportunidad de competitividad ante inversiones corporativos internacionales, que prefieren invertir en la manutención de su administración foránea, cuyos sueldos son los mejores pagados, mientras que en México se está cultivando una generación con desventaja y listos para ser contratados en el sector obrero dándole oportunidad nada más en el área como operario de máquinas y mano de obra barata. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add