×
María José César
María José César
ver +
Mamá, esposa, terapeuta y coach Internacional por la EIC en España. Certificada en Grief Recovery, consejería profesional, y experta en temas de comunicación asertiva y desarrollo humano Mis redes… Instagram @marijosecg / https://facebook.com/counselingycoaching/ . [email protected]

" Comentar Imprimir
22 Noviembre 2020 04:00:00
Semillas de amor propio
Escuchar Nota
“Tú, tanto como cualquier otro en el universo entero, mereces tu amor y tu afecto”, Aristóteles.

Que cierta es la frase “Sólo hay un amor para siempre: el amor propio.” Y es que todas nuestras relaciones parten desde la primera, la relación con nosotros mismos. El Dr. César Lozano define la autoestima cómo el conjunto de percepciones, sentimientos, evaluaciones que tienes de ti mismo y cómo te sientes respecto a tu manera de ser y comportarte.

La autoestima, auto imagen, auto concepto y auto eficacia van de la mano para nuestra propia realización, pero hoy comenzaremos por trabajar en nuestra autoestima, ya que es la base para el bienestar total.

Las percepciones y lo que sentimos de nosotros mismos, modelan nuestra autoimagen. Cómo nos sentimos, nos vemos y el concepto en el que nos tenemos, (ya sea si nos sentimos muy amados y valiosos o capaces e inferiores) repercute en nuestra vida. Ya que nuestra actitud y la forma en cómo vivimos la vida es un reflejo de los sentimientos que tenemos hacia nosotros mismos.

¿Te amas tal cual eres? ¿Te sientes bien con tu cuerpo y con tu aspecto físico?

¿Eres feliz con la persona que eres y tus talentos? ¿Te reconoces capaz y valioso?

O por consiguiente...

¿Eres indeciso? ¿Te criticas y te sientes culpable constantemente?

¿Sueles ser hipersensible a las evaluaciones y observaciones de otros?

¿Sueles desear complacer a otros y tienes miedo al rechazo? ¿Estás a la defensiva?


Cuando nos sentimos frustrados, inseguros o infelices, algo no estamos aceptando de nuestra situación o de nosotros mismos. Tendemos a enfocarnos en lo negativo, lo que nos cuesta o no nos gusta. En ocasiones, nuestra forma de ser o aspecto físico nos molesta en gran manera y esto nos provoca el estarnos castigando y culpando en general de todo… “Perdí ese trabajo porque no soy suficiente, no encuentro pareja porque soy...” y así miles de adjetivos. Nos peleamos por nuestra gordura, carencia, el mal carácter, la poca agilidad, y ya sea físico, emocional, intelectual o destrezas en general pensamos “si tan sólo fuera …” y la realidad es que vivimos aspirando tener o ser otra persona. Lo más triste de esto es que de forma inconsciente no somos felices porque no nos aceptamos. La base para ser felices es reconocernos, aceptarnos y mejorarnos, impulsarnos, celebrarnos, ejercitarnos en conquistarnos y superar nuestros miedos y complejos.


Pero… ¿cómo comienza todo esto? ¿de dónde viene la autoestima?

Desde que nacemos hasta que morimos vamos formando el concepto de nosotros mismos. Eric Berne, sicólogo norteamericano, afirma, que el comportamiento y las percepciones que solemos tener de nuestras relaciones, van de la mano con el comportamiento de nuestros padres con nosotros y lo que pensamos respecto a nuestra infancia. Existen estudios que documentan que lo que vivimos durante la gestación influyen en gran manera. Pero en definitiva, la autoestima es un trabajo constante y la construcción del amor propio es todos los días.


¿Cómo incrementar tu autoestima y crecer en tu amor propio?

1. Haz consciente las creencias limitantes de tu infancia y que actualmente te afectan o repercuten en tus relaciones en general. “Me dijeron de niño que no era suficientemente bueno, bonito, delgado, suficiente, inteligente… “ y haz las pases reconociendo esas heridas de la infancia.

2. Realiza una lista de tus dones, talentos, habilidades y cosas que te gustan de ti. Por ejemplo, ser organizado, puntual, consejero, incondicional, leal, paciente, alegre, tu capacidad de perdonar, confiable, sentido del humor, sincero, luchador, perseverante, alegre, positivo, inteligente, carismático, buen líder, valiente, amable, disponible… Identifica lo que puedes cambiar y lo que no, porque es parte del aceptar que eso hay que mejorarlo.

3. Pierde el miedo al qué dirán y agradar a otros. Comienza por agradarte a ti, darle el lugar a las personas con las que te sientes tú y establecer límites con las personas que no te hacen sentir cómodo y te alejan de quién eres.

4. Comienza a hacer las actividades que te gustan y más disfrutas, recuerda que darte tiempo a ti, es quererte.
5. Prémiate, halágate, date tiempo para tu cuidado personal, tu salud y tu aspecto. Enamórate de ti y recuerda que así tal cual eres, Dios te pensó y en esa unicidad eres perfecto. Deja de permitir que otros te digan lo contrario.

6. Controla los pensamientos negativos sobre ti mismo y se más compasivo contigo. Cuida que la mente cavile de más, deja de compararte y perdónate de todo eso que has ido postergando pero es momento de soltar.


Está comprobado que las personas que alcanzan objetivos, solucionan problemas y tienen buenas relaciones sociales y afectivas, son personas que se reconocen y tienen autoestima. Así que a trabajar en conocernos, aceptarnos, valorarnos, querernos, y cuidarnos.
Imprimir
COMENTARIOS