×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
31 Agosto 2018 04:00:00
Sentencias extrañas
En el panorama político de nuestro estado se avizora una nueva sobrepoblación de partidos políticos estatales, lo anterior dado que hoy existen seis grupos de supuestos ciudadanos demócratas que a pesar de haber tenido registro como partidos políticos, y de haberlo perdido por consecuencia de su nula representación social y su escaso trabajo en favor de la ciudadanía que supuestamente representan, ahora intentan recuperarlo con otro nombre, fingiendo ser genuinas agrupaciones ciudadanas con aspiraciones políticas legitimas.

Por si lo anterior fuera poco lamentable, esta vez el tribunal electoral del estado de Coahuila en un afán por rescatar a toda costa lo más posible, de los restos del sistema político social que va saliendo, con sus últimas resoluciones, se ha hecho de la vista gorda no solo de las omisiones e infracciones que estas seis agrupaciones políticas y sus dirigentes han observado en el proceso de recuperación del registro como partidos políticos estatales, sino que también, ahora dice desconocer las deudas pecuniarias que las mismas asociaciones ya tienen con el estado y que ascienden a por lo menos 26 millones de peso, por lo que sin duda les aplicaran el borrón y cuenta nueva.

Es decir, estas agrupaciones cuentan ahora con el aval incondicional del tribunal electoral local, el cual con extrañas resoluciones, ha ordenado que a ultranza, se les permita concretar sus trámites de registros, aunque carezcan de requisitos elementales, como lo son el allegar la papelería necesaria que debió anexarse en su primer trámite.

Así pues y bajo esta óptica, el pasado 25 de agosto, el consejo general del Instituto Electoral del Estado de Coahuila tuvo que acatar seis sentencias emitidas por el Tribunal Electoral local, las cuales además de ser confusas, fueron generadas en paquete y en el mismo sentido: obligar al organismo electoral local a que permita que seis organizaciones políticas continúen con su proceso de constitución y obtención de registro como partidos políticos estatales, esto a pesar de que los mismos no cumplieron con los requisitos básico e iniciales para emprender este proceso de registro.

Esto, poco le importó al Tribunal Electoral de Coahuila, así que con fecha del día 2 de agosto, dictó sentencias en las cuales consideró que las omisiones y trasgresiones a la ley electoral vigente, así como al reglamento para la constitución y registro de partidos políticos locales de ese instituto, no eran causal suficiente como para frenar las “inocentes” aspiraciones de estas agrupaciones políticas en la búsqueda de sus nuevos registros como partidos.

Y por el contrario, amagó al órgano electoral local para que no pusiera más piedras en el camino a estos grupos, allanándoles desde ahora, todas las exigencias legales; fundando dichas resoluciones en supuestas interpretaciones garantistas, democráticas y benévolas de la ley electoral, como sí los solicitantes necesitaran más ayuda que la que ya tienen con la tibieza de ley aplicable.

Es evidente que el Tribunal Electoral estatal a alguien busca beneficiar con estas extrañas sentencias, las cuales, de resultar firmes, permitirán la constitución de partidos políticos estatales, los cuales como todos sabemos, siempre son utilizados a contentillo de unos cuantos en las campañas electorales, para influir en el resultado de las votaciones, ¿a quién será?.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2