×
Norma Alvarado
Norma Alvarado
ver +
Lic. Norma V. Alvarado Martínez / [email protected] / Twitter: @NORMAVALVARADO / Facebook: Norma Alvarado. / Estudio Ciencias de la Comunicacion, es catedratica en la Universidad Autonoma del Noreste y en la Universidad Vizcaya de las Americas.

" Comentar Imprimir
27 Agosto 2017 04:00:00
¡Síganme los buenos!
“Vosotros debéis observar mi vida, cómo vivo, me siento, cómo hablo y me comporto en general. La suma de todas esas cosas es mi religión”, Mahatma Gandhi (citado en Keshavan Nair, A Higher Estándar of Leadership). Este gran maestro tenía la firme convicción de que su vida personal le daba la credibilidad para ser líder.

Entonces: ¿QuÉ hace que un líder sea creíble? Según Dave Ulrich, maestro en recursos humanos, son los hábitos, actitudes, valores, rasgos, aptitudes, todo aquello que genere la confianza y el compromiso de los seguidores. Existen líderes que su vida personal no concuerda con lo que predican. Por ejemplo, como padres les decimos a los hijos que no tiren la basura en la calle y nosotros tiramos la bolsa de papitas por la ventana del coche. ¡O cuando conminamos a no decir mentiras y en la primera oportunidad que nos hablan por teléfono decimos: ¡Dile que no estoy!

Una definición de líder es: Persona a la que un grupo sigue, considerándola como jefe u orientadora. A muchos líderes se les enseña a promover buenos hábitos, a llevar vidas virtuosas y crear carácter moral. Un individuo puede gustar, crear confianza, respeto y tener afinidad personal con mucha gente, pero esto no es garantía de que sustentará un buen liderazgo. Dave Ulrich, en el libro “El líder del futuro” elaborado por la Fundación Drucker, menciona dos formas para evaluar la calidad de liderazgo:
1.- Credibilidad. - ¿Los individuos confían, respetan, admiran y disfrutan trabajando para esa persona? ¿Los subordinados, compañeros, clientes y supervisores se sienten vinculados personal y emocionalmente? ¿Sus hijos?

2.- Aptitud. - ¿El individuo cuenta con la aptitud para hacer que tenga éxito la organización, comunidad o equipo? ¿Configura una visión, crea compromiso, elabora un plan de ejecución para conseguir que las cosas sucedan?

Los líderes además de estos dos principios (credibilidad y aptitud), tendrán que cumplir con 5 pasos: 1.-Evaluación: evaluar fuerzas y debilidades personales y organizacionales. 2.-Inteligibilidad: expresar con claridad sus objetivos. 3.-Asignación de recursos: implica administración del tiempo y la accesibilidad. 4.- Atención: centrar su atención por prioridades y por último… 5.- Responsabilidad: los líderes necesitan asegurar que habrá rendición de cuentas, ser transparentes. ¡Difícil encontrarla en nuestros días! ¡Aunque se cacareé lo contrario!

El ser un líder real no es tan sencillo, necesitas características personales muy bien definidas, una de ellas es la forma en que se maneja el fracaso, el estrés que involucra, ansiedad, depresión, irritabilidad, etc. (Utilizar la inteligencia emocional).

Los buenos lideres no toleran la autocompasión en si mismos ni en otros. Aquella persona que nunca ha caído o nunca ha sido humillado, probablemente no tenga lo que se requiere en momentos difíciles, lo importante de caer, es levantarte y aprender.

¿Cuántos líderes conoces que cuenten con estas características? ¡Feliz domingo y mi gran abrazote de oso, para todos!
¡Síganme los buenos!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2