×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Actualmente Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, y Presidenta del Comité Municipal del PRI.

" Comentar Imprimir
21 Octubre 2017 04:00:00
Sin palabras
El día de ayer, en un noticiero nacional matutino, pasaron un reportaje que me dejó sin palabras. Poco he leído sobre el Estado Islámico, sabía que es un grupo terrorista que busca la instauración de un sistema político ultraconservador en el Medio Oriente, que su Ley Islámica está basada en la represión y las armas, que su religión es mahometana, pero nada más, sin embargo, este reportaje realmente despertó mi interés.

Para empezar, quienes lo realizan son un grupo de jóvenes millennials que se armaron de valor, y aún bajo el riesgo de perder la vida, desafiaron con gran ingenio a los líderes terroristas. Allá, está prohibido utilizar celulares, internet, televisiones, y a quien lo hace y es descubierto, puede recibir como castigo, desde 50 latigazos hasta la muerte pública.

Las mujeres no pueden mostrar la más mínima parte de su cuerpo, tienen que salir cubiertas de pies a cabeza, ven y respiran a través de las telas negras que cubren sus rostros.

De acuerdo con el reportaje, aunque el Corán -que es su libro sagrado- considera que hombres y mujeres son iguales, ellos han cambiado su interpretación, y ahora las mujeres se consideran objetos de intercambio, esclavas y útiles únicamente para concebir y formar soldados.

Un de los testimonios que presentan, es de una mujer que fue testigo de cómo los soldados llegaron a un hogar, pidieron al padre a su hija de 10 años en matrimonio y cómo él se negó, lo degollaron y se llevaron a la niña.

A una mujer que hizo a un lado su velo, descubriendo su boca para beber agua, la castigaron y golpearon con un palo por romper las reglas, la calificaron de “mujer impúdica” y la relegaron. En verdad que están muy mal, porque ahora piensan reformar la Ley, para decretar a las mujeres como objetos bajo custodia y propiedad de los hombres.

Este grupo terrorista tiene gran poderío económico, cobran impuestos por todo a los Islamitas, durante mucho tiempo se mantuvieron con las donaciones que recibían de algunos Estados del Golfo, pero ahora ya no lo necesitan, según el reportaje, desde hace tiempo venden petróleo crudo en el mercado negro.

Esto es aterrador, de acuerdo con el relato, los combatientes del Estado Islámico van ganando nuevos territorios, sembrando miedo y muerte, pues a medida que toman fuerza, crece la violencia de sus métodos y el alcance de sus masacres.

Con especial crueldad, los yihadistas, (así se le llama este grupo de terroristas) son sumamente intolerantes hacia cualquier persona que no se ajuste a su ideología, y la persiguen con sadismo, acusada de “adorar al demonio”. Cualquier hombre que se oponga a su sistema es ejecutado, y aunque las mujeres carecen de valor, ante la mínima expresión, son convertidas en esclavas sexuales.

Es increíble que en estos tiempos sucedan estos monstruosos atentados perpetrados por terroristas del Estado Islámico, y por lejos que nos parezca, sus actos afectan a muchos países del mundo, y otros nos deja atónitos, preocupados, sin palabras… Y tú ¿Qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2