×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
02 Mayo 2018 04:00:00
Sin tapujos y hurtadillas lo hacen
La igualdad de géneros siempre será un tema a discusión en la que todavía existe resistencia por algunos sectores de la sociedad, pero muy a pesar de ello ha ido ganando terreno en donde por un lado esa constante lucha por igualdad viene siendo la pelea durante años que han tenido las mujeres para que sean tratadas con igualdad en todo.

Una lucha constante en la que tanto hombres como mujeres no han bajado la guardia en la que han ido ganando terreno poco a poco.

Hay que reconocer que hoy en día las mujeres ocupan lugares laborales inimaginables que hace ciento de siglos se llegó a pensar que serían tratadas con las mismas oportunidades de la actualidad.

El tan solo pensar que hace ciento de años atrás una mujer podría ser empresaria de su propia compañía, era como pensar en un cuento de Julio Verne, y sus historietas de ciencia ficción.

Pero la igualdad de géneros en especial las féminas han tenido muchos triunfos en el aspecto laboral, así como en derechos civiles y humanos. También ha sucedo lo mismo en su aspecto de distracción y diversiones.

Sin embargo, su lucha por la equidad de género, ha llevado a que las mujeres busquen un comportamiento social de igual manera a la de un varón, y esto se ha visto reflejado hasta en la manera de beber.

A decir verdad, en la actualidad hay muchas mujeres que ni siquiera han llegado a la edad de adulto siendo todavía menores de edad, llegando en promedio a los 14 años de edad siendo presas del vicio que pensaban era exclusivo de los hombres como es el alcoholismo.

Una gran cantidad de jóvenes del sexo femenino que todavía no llegan a la mayoría de edad, nunca se imaginaron que, a su corta edad, el alcohol dominaría su vida, al grado de volverse indispensable el beber para escaparse de la realidad, disfrazado bajo el concepto de diversión, distracción y hasta un des estresante.

Y es que las circunstancias de la vida, como la separación de padres, la violencia intrafamiliar y la falta de atención, las llevan desde muy pequeñas a tomar el primer trago a una cerveza, que inmediatamente causa un efecto en ellas, de transformación placentera olvidándose por un rato de cualquier problema.

Muchas anécdotas son similares cambiando únicamente los personajes, en donde las amistades son quienes alientan a seguir bebiendo convirtiéndose en una salida fácil sin conocimiento exacto, a tener que pensar en el presente o en el futuro, sino solo en olvidar el pasado.

Otras historias podrán decir que aparentemente no existía ningún problema en sus vidas, pero sin darse cuenta muchas de estas menores de edad les da el gusto por la bebida llevándolas a convertirse en alcohólicas.

En los últimos años, el alcoholismo se ha incrementado en las mujeres que actualmente en el país ocupa el tercer lugar como causa de muerte entre las mujeres que tienen entre 35 y 45 años de edad. Se calcula que ahora las mujeres alcohólicas han superado a los hombres, con las consecuencias adicionales que esto trae en el ámbito familiar.

Según la Secretaría de Salud Federal, en el país hay más de dos millones de personas con dependencia al alcohol y de este grupo por encima del millón son mujeres y más de cuatrocientos mil de ellas son menores de edad.

Antes en las mujeres no era común que lo hicieran de manera evidente, hablando socialmente, pues se tenía el concepto de no ser aceptadas, sin embargo, en la actualidad ese tabú se rompió haciéndolo en antros, bares, fiestas particulares.

De los años 60´s a los 70´s y luego de los 70´s a los 90´s hay un salto importante, de los 90´s prácticamente se mantiene estable hasta en éstos últimos años, justamente cuando estalla la equidad de género, donde las mujeres y los hombres se tratan al parejo en hacer todo tipo de actividades, incluyendo también todo tipo de vicio, pero el de la bebida alcohólica es el que más prefieren.

Para mala fortuna o, al menos lo es en los mexicanos y en particular con los coahuilenses; ven en esta problemática que la igualdad de género trajo para las féminas más que eso, pues sin tapujos y mucho menos a hurtadillas y sin recato alguno; la mujer encontró la igualdad de género y hasta superó al hombre, al menos en las bebidas etílicas. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6