×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
07 Agosto 2018 04:00:00
Sobre los pueblos indígenas
Cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional por los Derechos de los Pueblos Indígenas. Esto culminó gracias a la declaración realizada por las Naciones Unidas en el año 2007, evidentemente esto no se hubiera logrado sin la colaboración generosa entre los pueblos indígenas y los estados miembros que conforman las Naciones Unidas.

La lucha por los derechos, igualdad y justicia de los pueblos indígenas es algo impostergable, es algo latente, es el poder desde abajo. En concordancia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio se procura llegar al fin de la igualdad plena, de la propia autodeterminación de los pueblos. Después de la agenda 2015 (del PNUD) nos encontramos en la necesidad de impulsar la inclusión y la prosperidad compartida. Todos los gobiernos, con esta agenda popular, debemos de generar de manera conjunta sociedad y Gobierno planes de acción concretos cuyo objetivo sea acabar con la pobreza en todas sus dimensiones, de manera irreversible, en todas partes, en cualquier lugar y con la inclusión de todos.

El día de la celebración de los derechos de los pueblos indígenas no se remite a un sólo acontecimiento fijado para celebrar, sino en centrar la atención principalmente en el bienestar de los pueblos indígenas y en que como cada individuo en el mundo, tengan acceso a todos los servicios sociales y de salud para disfrutar el nivel más alto de bienestar. De hecho, esto no sólo debe constreñirse en los pueblos indígenas. Desgraciadamente –un motivo su extensión– nuestro país tiene tareas importantes para romper las brechas culturales, sociales y económicas de algunos sectores de la población mexicana. La realización de los derechos y las aspiraciones no deben de ser en ningún sentido restrictivas o prohibitivas para persona alguna.

Hoy los pueblos indígenas se enfrentan a numerosos problemas, principalmente aquellos que afectan a su salud y bienestar; muchos de los cuales pueden ser claramente evitables. Por mencionar algunos: servicios de saneamiento deficientes, viviendas inadecuadas, violencia generalizada contra la mujer, altas tasas de diabetes, abuso de drogas y alcohol, suicidio, principalmente en los jóvenes, y mortalidad infantil…

Considero urgente abordar estos problemas, comenzando por una cultura culturalmente aceptable que se ajuste a las concepciones y las aspiraciones de los pueblos indígenas, sobre todo en materia de bienestar. Por mi parte exhorto a la comunidad coahuilense a apoyar a los grupos que tenemos en el norte de nuestro Estado para ayudar a contribuir para crear un futuro mejor y más equitativo, en donde todos nos comprometamos a esforzarnos más para mejorar el bienestar de los pueblos indígenas.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2