×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
22 Diciembre 2017 04:00:00
Subieron las tasas
Sí amigos, subieron la tasa, pero no del café ni de la alacena, sino la tasa de interés que rige a nivel nacional. Por si no lo sabían, nuestro mercado se encuentra al borde de la recesión y, cosa curiosa, el sector productivo -que son las empresas- está demandando más créditos para poder comprar equipos o pagar a proveedores. Los créditos a las empresas se han incrementado con relación al año pasado más de 6% y representan 3.95% billones de pesos, esto quiere decir que este año han perdido 450 mil millones de pesos. Uno dirá: no es nada… pero representa 2.1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Cuando hay tasas arriba de 3% es muy difícil estimular la economía, o sea el crédito interno, y por eso vemos a noviembre que el crédito al consumo sigue en decadencia y apenas subió 1.7% con respecto a septiembre. Algunos dirán que fue por el sismo, pero tuvimos el Buen Fin, cuando se rompieron expectativas otra vez y que es un muy buen programa para el consumo interno, pero a pesar de esto, la gente la piensa para utilizar las tarjetas de crédito, los créditos de nómina o los financiamientos de autos. Todo esto desanima la compra de productos duraderos, ya que -mis queridos seis lectores- la semana o la quincena se gasta en alimentos y cada vez se alcanza menos con lo que se recibe, ya que los precios siempre siguen subiendo, es decir, la inflación es imparable.

Olvidémonos de la vivienda porque el principal factor que eleva su demanda son las bajas tasas de interés, por lo que el escenario que se está dando, de inflación y tasas de interés elevadas, se complica aún más. Y se ve inmediatamente, ya que la vivienda de interés social es ya un reflejo del mercado, además de ser la única cadena de suministro totalmente nacional, donde el cemento, la varilla, el block, la arena, el yeso, el cable, todo es de manufactura mexicana, es por eso que nomás por dos variables el mercado nacional interno se desbalancea por completo: la inflación y la tasa de interés. Veníamos creciendo en la demanda de vivienda 6% anual y ahora lo estamos haciendo a 4%, pero con esto creo que se va a bajar a 2 por ciento.

Con anterioridad habíamos comentado que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos iba a incrementar su tasa para llevarla de .25 a 1%, lo que implica que nuestras tasas de interés, que rige Banxico, también deberán incrementarse, ya que nuestra economía está ligada 100% al vecino país y si no, se saldrían los capitales golondrinos. Para que ustedes tengan una visión más clara -mis queridos seis lectores-, la tasa en México es de 28% y en Estados Unidos de 5%; en Canadá, de 4%; en Alemania, de 0%; en España, de 0%; en Francia, de 0%, y en Japón, de 4%, es por eso que los capitales golondrinos buscan un mejor rendimiento. Si aquí en México te pagan 2.33% mensual, en Estados Unidos pagarían .41% mensual, es decir, en México estarían pagando en un sólo mes lo que en cinco meses en Estados Unidos, o sea que en dos meses te estarían pagando lo de todo un año.

Es por eso que son muy importantes las tasas, que fueron subidas el 14 de diciembre y nadie se dio cuenta porque, de no hacerlo, el tipo de cambio, es decir, el valor del dólar frente al peso, podría aumentar más y seguiría presionando la inflación en los próximos meses. Y además el nuevo gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, se va a defender diciendo que actuó de acuerdo con lo que establecen los parámetros para mandarle una señal de fortaleza a los mercados. ¿Ustedes qué opinan?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2