×
Héctor Horacio Dávila
Héctor Horacio Dávila
ver +

" Comentar Imprimir
16 Mayo 2018 04:00:00
‘Subirnos a la ola’
Como sabrán, en nuestra pasada intervención comentamos que Estados Unidos va a tener un incremento sostenido de 2.6% anual de su PIB y eso es una buena noticia para México porque habrá un incremento en la importación desde EU de productos agropecuarios y maquilados en México, lo que va a ayudar al sector exportador y maquilador de todo el país, inclusive va a ser un empujoncito bastante bueno para que se acuerde el nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El petróleo también va a ser demandado por los estadunidenses, ya que su crecimiento implica un mayor consumo de materias primas y uno de los principales para mover su aparato económico es la gasolina, que es un derivado del petróleo, por lo que para no consuelo de nosotros, mis queridos nueve lectores, es que aumentará el precio de los combustibles, o sea, el de la gasolina.

Sin embargo, alguien nos puede ayudar, como hasta ahora nos ha ayudado y nadie le ha dado las gracias. Me estoy refiriendo a Arabia Saudita, porque el día de mañana a la hora que ellos digan y sin previo aviso pueden mandar en el mercado de petróleo y bajar el precio de la gasolina, pero a la vez perjudicaría al presupuesto o ingresos de México, ya que el petróleo en la actualidad lo tienen presupuestado en 65 dólares el barril y, si Arabia Saudita lo quiere, puede llegar hasta 20 dólares.

Ahorita la perspectiva de crecimiento del PIB mexicano para 2018 es de 1.5 a 3%, mientras que la tasa de interés se podría seguir manteniendo en 7.85% a 28 días. En la actualidad la mezcla mexicana de exportación la estamos vendiendo a 60.89 dólares el barril, por lo que no están entrando a las arcas de la nación 4 dólares con 11 centavos por cada barril de petróleo vendido y esto podría significar dos cosas: que se podrían recortar programas porque no hay dinero o que se tendría que recurrir a más deuda para completar el presupuesto.

Por lo anterior, es importante “subirnos a la ola” o a la buena racha de Estados Unidos porque va a seguir creciendo su economía y tenemos que estar preparados en sectores en los que podamos tener una ventaja competitiva. Siempre lo hemos mencionado: en productos agropecuarios va a haber más demanda de nuestro aguacate, fresas, tomate, cebolla, limón, así que podríamos darles un valor agregado, como que tengan más tiempo en anaquel y en almacenaje para que no se echen a perder y que lleguen al consumidor en buen estado.

Tenemos que ponernos las pilas. Ya se acaba este sexenio y hay que dejar las bases para poder tener ese crecimiento de 3%, un buen Tratado de Libre Comercio y buenos canales para la exportación de productos agropecuarios, además de los incontables artículos maquilados en territorio mexicano como automóviles, refrigeradores, tractores, lavadoras, secadoras, televisores y otros. ¿Y ustedes, qué opinan?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2