×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
15 Septiembre 2017 04:00:00
¿Sufragio efectivo? Sí reelección
Pareciera que los legisladores, tanto federales como locales, han olvidado los motivos por los cuales la no reelección se consideró uno de los más importantes postulados que dieron origen a la Revolución Mexicana, y es que desde entonces la prohibición a los gobernantes y representantes de reelegirse en el mismo cargo para un siguiente periodo obedecía principalmente para evitar que los mandatarios en turno tomaran ventaja de su puesto y con esto postergarse de manera indefinida en el mismo, violentando los principios de igualdad y equidad en una contienda electoral que traían como consecuencia un sufragio poco efectivo.

Una de las reformas que más consecuencias tendrá, del cúmulo de modificaciones contenidas en la reforma electoral del año 2014, es la posibilidad de la reelección tanto a nivel federal para legisladores como a nivel local para legisladores y munícipes.

Debo reconocer que la reelección bien llevada abre la real posibilidad de que legisladores y munícipes puedan ser reconocidos o repudiados por la ciudadanía al intentar permanecer en el puesto por un tiempo más. Incluso, en Coahuila la elección pasada permitió a diversos diputados contender para intentar reelegirse, sin lograr conseguirlo. Es decir, que la ciudadanía sancionó sus pocos resultados y cercanía, negándoles la posibilidad de reelegirse; hasta aquí, esto pudiera darle la razón a quienes consideran benéfica la reelección.

Sin embargo, para la elección del 2018, en nuestro estado se estrenará la posibilidad de que los alcaldes busquen reelegirse, esto a pesar de que los alcaldes de la localidad apenas fueron elegidos en junio pasado y serán alcaldes por un año. Esta situación puso a los recién electos alcaldes en una posición en la que sería imposible que pudiesen contender para reelegirse, ya que nuestro código electoral ordena en su Artículo 10 que quien quiera competir en la jornada electoral debe dejar el cargo público 14 días antes de las precampañas y en este caso las precampañas inician el 4 de enero; es decir, los alcaldes electos todavía no habrán tomado protesta siquiera para esa fecha.

Por desgracia, el Tribunal Federal Electoral determinó, en días pasados, que dicho precepto legal no debía ser observado por estos alcaldes no natos, dado lo extraordinario del caso. Sin embargo le dio la potestad al Instituto electoral de Coahuila (IEC), para que sea este quien determine la fecha de separación forzosa del cargo.

Ante tal situación y para sorpresa de muchos, en días pasados, la titular del Instituto Electoral local no dudó en declarar que en la elección de alcaldes del próximo año: “seguramente veremos alcaldes en funciones, haciendo precampaña, sin violar la ley”.

Es evidente que dicha posibilidad violenta en gran medida el espíritu de nuestra constitución original, ya que será imposible evitar que los alcaldes en funciones aprovechen las canonjías de sus puestos para intentar postergarse en los mismos, es decir, estamos ante el anuncio de una contienda desigual, entre funcionarios con posibilidades de disponer de todo el capital económico y humano de cualquier municipio, contra ciudadanos comunes y corrientes. Evitar lo anterior está en manos de la autoridad electoral local, la cual desde ahora se ha manifestado a favor de tal aberración.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2