×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
14 Junio 2016 04:08:41
Súmate y dona vida
Cuando se menciona donación de sangre se me vienen a la mente casos de familiares y amigos que han requerido de la solidaridad de la sociedad para conseguirla… y de ahí viene mi reflexión del día de hoy.

El Día Mundial del Donante de Sangre se conmemora el 14 de junio, por lo cual es necesario que entendamos la importancia de sensibilizarnos y seamos conscientes de su valor.

La mayoría de la gente no piensa en la donación de sangre hasta que la necesita. Así es, desafortunadamente esta acción que de manera altruista puede salvar vidas, se ejerce solamente hasta que alguna persona cercana la requiere. De hecho, el 90% de los 6 mil 500 donadores que anualmente se unen a esta causa en nuestro país, es porque tiene a un ser querido hospitalizado. En México, el porcentaje de donación altruista de sangre es de apenas 2.3%, menos de mil donadores por año (Datos de OMS y SS).

Todos los días estamos expuestos a peligros que nos pueden provocar algún accidente y somos vulnerables a la posibilidad que nuestro cuerpo enferme; todos los días en los hospitales se llevan a cabo cirugías que requieren transfusiones de sangre, y todos los días se diagnostican miles de casos de leucemia y miles de pacientes necesitan de tratamiento. Hay muchísimas razones por las cuales la donación de sangre, más allá de una acción filantrópica, es una necesidad social.

Al convertirnos en donadores podemos salvar una o incluso varias vidas, ya que si esta se separa por componentes, estos pueden ser utilizados por pacientes con enfermedades específicas.

Un hombre puede donar hasta cinco veces al año, mientras que las mujeres de tres a cuatro, dejando un espacio de entre 45 a 50 días entre cada donación. Es un proceso realmente sencillo si se cumple con los requerimientos de salud para llevarse a cabo, y a comparación de las pocas horas que tarda tu cuerpo en recuperar el volumen de sangre que diste, el beneficio es enorme.

Dado que la sangre caduca no se puede almacenar por mucho tiempo, y los bancos de sangre necesitan de constante abastecimiento. Hay que proponernos aumentar esa cifra, vamos a ayudar a quienes nos necesitan, y tener en cuenta que la sangre no se fabrica.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add