×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
27 Julio 2017 04:00:00
» Temor a la Ausencia
Durante los primeros meses de 2010 solicité hablar con cada uno de quienes “sonaban” para ser candidatos a la Presidencia de la República. Solo uno se negó por cuestiones viscerales alejadas de la relación cordial que sostuvimos durante años: Andrés Manuel López Obrador. Pero aún sin el testimonio fresco de este, tenía un acervo de conversaciones que cubrieron el espacio con suficiencia aunque me quedé con la idea sobre la imposibilidad de gobernar sin tomar en cuenta a quienes no son incondicionales; de modo alguno puede asegurarse una ruta democrática con exclusiones emocionales y circunstanciales.

En esos días me esforcé para llegar a cada capilla con buen talante, sin demostrar mis propios juicios aunque estos, inevitablemente, dieron cauce a las interrogantes que fueron el hilo conductor de la obra, “2012: La Sucesión”. Ya conté, por tanto, la desazón de Manlio Fabio Beltrones, entonces senador de la República, por cuanto a las imprecisiones para designar al titular del Ejecutivo si este faltara definitivamente aun cuando en la Constitución se señala el camino muy claramente. Pero Manlio insistió en que no era suficiente y había muchos puntos sueltos intentando convencerme de la necesidad, por ejemplo, de una inmediata substitución para dejar en manos del secretario de gobernación –cargo al que él también aspiraba-, la responsabilidad de la Presidencia, más allá de las deliberaciones camarales para señalar al sucesor como marca el Derecho.

Lo que se percibía, en esos momentos -2010-, era una ausencia total de presidente aunque Felipe Calderón tuviera a su cargo la gestión. El mandatario alcohólico –tanto como el beodo y criminal Victoriano Huerta Márquez-, creía que concentrando a su alrededor a los mandos de las fuerzas federales, desde el secretario de la Defensa Nacional, general Guillermo Galván Galván, hasta el de Seguridad Pública, el ahora autoexiliado Genaro García Luna, rey de los montajes y de las interrelaciones de las mafias dominantes dentro y fuera del gobierno, pasando por alguno de los aspirantes a sucederlo aunque estos, al final, se quedaron al margen y redujeron la cobertura panista en 2012.

Con lo anterior, como sabemos, se produjo el retorno del PRI a la residencia oficial, un hecho inaudito considerando que los pueblos capaces de salir de una dictadura, por lo general, no votan para volver a ella. Ni siquiera en España en donde hay todavía jirones franquistas si bien incapaces de recrear las atrocidades del pasado si bien reacios a abrir los expedientes de la tiranía y hacer valer la ley de memoria histórica que destazó al juez Baltasar Garzón, degradado de la Asamblea Nacional.

E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



top-add