×
Carlos Gutiérrez Montenegro
Carlos Gutiérrez Montenegro
ver +
Psicólogo, Maestro en Enseñanza Superior por la Universidad Autónoma de Nuevo León, actualmente desarrolla su campo en la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Saltillo, como coordinador de investigación; en el Centro de Asesorías, A.C. como psicoterapeuta psicoanalítico; Asesor técnico del Centro de Investigaciones Psicopedagógicas, de la Dirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación y Cultura del Gobierno de Coahuila; Productor de contenido del programa “De Frente” y editorialista del canal 7 RCG de televisión, además de articulista del periódico “Zócalo” de Saltillo. Algunos de sus escritos e investigaciones son: "PSICOANALISIS Y SOCIEDAD", publicado por la Universidad Veracruzana en 1982, el 'ESQUEMA DE LA PUBLICIDAD', también publicada por la Universidad Veracruzana en 1984, la 'ESCUELA PARA PADRES", publicada por la Secretaría de Educación Pública de Coahuila y el Instituto de Servicios Educativos del Estado de Coahuila, en 1993 (primera edición) y en 1994 (segunda edición). Además, la investigación llamada ‘ESTUDIO EXPLORATORIO Y PROSPECTIVA DEL PROGRAMA MECED EN EL ESTADO DE COAHUILA’, realizada en una colaboración conjunta de la UPN con el DIF Estatal y la Secretaría de Educación Publica de Coahuila y la investigación “ESTUDIO DE LAS CONDICIONES DETERMINANTES DE LA REPROBACIÓN EN LA UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE COAHUILA”, de reciente publicación.

" Comentar Imprimir
06 Febrero 2017 04:00:00
Tendremos que pagar el muro
Contrario a lo que usted piensa, el problema no es si pagaremos el muro o no. El verdadero problema es saber cómo y cuándo lo pagaremos, porque mientras esté el señor Trump en el poder, lo vamos a pagar. La comunidad internacional puede apoyarnos en muchas cosas, como por ejemplo en la debatida ocurrencia del impuesto de 20% a las importaciones mexicanas, o en el apoyo a la defensa de los migrantes. La presión nacional sobre los productos norteamericanos pueden hacer (y de hecho ya está sucediendo) que las cámaras de comercio de todos los estados fronterizos (fundamentalmente Texas y California) presionen al Gobierno federal para que disminuya la presión sobre México y las armadoras automotrices negocien con los secretarios federales su permanencia en México, máxime cuando la pezuña del dragón chino está haciendo su aparición de la mano de Slim: entran las armadoras chinas a nuestro país, vendrán con costos irrisorios y mejor tecnología, lo que va a ocasionar al mediano plazo otra crisis en las armadoras norteamericanas. Todo eso se puede negociar, pero el muro será una cuestión de principio.

Dicen que el señor Trump es un “Narcisista maligno”. Según algunas fuentes periodísticas, el profesor de la escuela de Medicina John Hopkins, John D. Gartner diagnosticó que padece de “narcisismo maligno”, caracterizado por acentuada debilidad de sentimientos sociales, ignorancia de normas éticas habituales, exageradas tendencias instintivas antisociales e incapacidad de comprensión de las obligaciones morales, lo que hace que Trump sea peligroso, mentalmente enfermo y temperamentalmente incapaz de ser Presidente. Pero creo que este es el diagnóstico erróneo de un demócrata convencido, no una opinión fundada en criterios científicos. En efecto, la personalidad del señor Trump es evidentemente narcisista, pero su engranaje narcisista funciona bastante adecuadamente, dándole incluso ventajas en el trato con los demás (y esa imagen es uno de los motivos de su triunfo). Si en lugar de ser personalidad narcisista, la clasificáramos como Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP), estaría muy comprometido su desempeño, sería muy rígido y tendría problemas severos para controlar su tensión interna (lo que no se debe confundir con sus disrupciones temperamentales, que las disfruta mucho) y no parece ser así. Su megalomanía es flexible y productiva. Prueba de esto es haber recibido en primerísimo lugar a Slim, pues si tuviese los síntomas del TNP no se hubiera podido acercar a él, porque Slim fue un hombre que no le mostró temor en todo el proceso.

El señor Trump dice de sí mismo que es un negociador extraordinario. Aun cuando el
comentarista de MSNBC Lawrence O’Donnell ridiculiza las capacidades de negociación del señor Trump con comentarios que más parecen querer amarrar navajas que demostrar sus pocas capacidades, su estilo de negociación es diferente y no viene de la escuela de la política, sino de los negocios. Muchos analistas políticos dicen que padece sordera funcional pues sólo se escucha a sí mismo, lo cual hace inútil todo intento de diálogo, pero eso no parece ser verdad, pues ha demostrado escuchar (a veces a destiempo) a personas relevantes de su equipo cercano (especialmente a Jared Kushner, su yerno). Pero si bien ha disminuido su beligerancia en torno a casi todos los temas, el muro tendrá que construirse… y México tendrá que pagarlo. Ese “Impenetrable, alto, poderoso y bello muro en la frontera sur”, que “México va a pagarlo, créanme, 100%”, pero que” aún no lo sabe”, se va a tener que cobrar de una manera u otra. Mas nos convendría que aceptáramos construirlo nosotros mismos, para hacer en él lo que se hace en nuestros grades monumentos públicos: se contrata a la compañía que hizo la Estela de Luz de la Independencia, se cobran impuestos a los migrantes por usar los túneles hechos ad hoc en la muralla, un impuesto por las armas, los autos chuecos y los dólares que se internen en el país y las facturas se inflan hasta lo inconcebible, tal como lo acostumbramos hacer. Pagamos y hasta nos sobra.

Pero el muro no se pagará en este sexenio, sino en el siguiente. Desde Carranza al presente, un candidato no puede ser Presidente de México sin la venia norteamericana, así que la negociación real se hará hasta el año 2018. Esto ya lo sabemos. Lo que es una verdadera incógnita es la estrategia que se va a emplear para convencernos que pagar el muro será un acto patriótico. Y fue para los candidatos a Presidente que el señor Trump dijo: “Discuti(re)mos el tema de la muralla. No discuti(re)mos el pago de la muralla”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2